Crítica: UN FESTÍN EN MI CABEZA

19/5/16

Por Cecilia Tedesco

“Me volvía a la gran ciudad y en la terminal de ómnibus me dice: no me pidas que te bese, vos y yo ya no somos nada”.

Con estas palabras que aparecen en el programa queda expresado el punto de partida de esta historia, alguien a quien acaban de dejar y queda deshecha por ello.

“Un festín en mi cabeza” es la catarsis de Cochi, una mujer que durante la hora que dura la obra se expone a si misma, trasgrediendo sus propios límites en busca de aquello que perdió. Porque al mismo tiempo que sigue enamorada del hombre que la dejó, se enoja, llora, grita, insulta, y se descarga con un oso de peluche gigante color rosa, su fiel compañero que cobra vida, escucha, obedece, juega y se divierte, mientras ella hace de su mundo emocional una fiesta explosiva, entregándose a esta locura neurótica frente al público de manera directa, desprejuiciada y libre.

Cochi quiere cortar emocionalmente con él pero no puede, por eso comienza a relatar su historia frente a la audiencia, desde el momento de la ruptura y todo lo que le ha ocurrido después al intentar rehacer su vida, como cuando se involucró con un grupo de marineros finlandeses y quedó varada lejos de su tierra natal, uno de los puntos más álgidos debido a la intensidad interpretativa por parte de Lucrecia Aguirre, que tiene un buen desempeño actoral durante toda la obra, y que además canta y baila bastante bien.

Mediante esta confesión o monólogo la protagonista también se está burlando de la vida moderna, donde todos creen que estamos más conectados que nunca debido a las redes sociales, la televisón, los celulares y todo aquello que hace a la “era de la comunicación”, cuando en realidad no es así sino todo lo contrario, porque ya no sabemos como relacionarnos con el otro.

“Un festín en mi cabeza” es una comedia dramática musical que incluye intervenciones audiovisuales donde el público puede ver al ex de Cochi, que al parecer en cada función lo interpreta un actor diferente que suele estar presente en la sala. Es un musical porque Cochi canta en vivo y lo que canta tiene que ver con aquello que está contando. Es un espectáculo solo para adultos porque posee un lenguaje subido de tono desde lo verbal y lo gestual, y un humor bastante ácido.

En cuanto al elenco, además de Lucrecia Aguirre, actúa Juanqui Fortuny que la acompaña en escena interpretando al oso de peluche. En los videos aparecen Eugenio Grant, Anahí Ribeiro, y hay una pequeña partipación por parte de Boy Olmi. La voz en off es de Otso Laakkonen.

La dramaturgia, la producción general y la dirección pertenecen a Antonella Schiavoni. Iván Ferrigno compuso la música original y realizó el diseño de sonido, Alejandro Genes diseñó la escenografía, y Gonzalo Calcagno es el responsable de la iluminación. Los audiovisuales fueron realizados por Guillermo Rafael Cuyún.

“Un festín en mi cabeza” se exhibe en la sala Julio Cortázar del Paseo La Paza (Av. Corrientes 1660, CABA) los sábados a las 20.30 hs. Estará en cartel hasta fines de mayo por lo cual aún quedan dos funciones disponibles para poder verla.

Con un texto que habla de venganza y de verguenza, de sexo y de placer, de dolor, de soledad y de tristeza, pero sobre todo del deseo que tiene esta mujer al igual que la mayoría de los seres humanos, que queremos ser amados, ser cuidados, y ser felices!

Calificación: Buena.

Flyer_Un festin en mi cabeza

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *