Crítica: FUCKING FUCKING YEAH YEAH

Por Fer Casals

Al igual que el año pasado con Painkiller, la galería de personajes de Favio Posca actualiza sus historias con los temas que mejor sabe: sexo, drogas y rock and roll.

“Fucking Fucking Yeah Yeah” revive a las criaturas de un Posca incansable y eléctrico como siempre para ponernos al día con sus aventuras. Así El Perro nos cuenta la verdadera razón de la parálisis de la mitad de su cuerpo, El pibe chorro nos relata su encuentro con Dios, y también los favoritos Pitito y Astroboy (que tiene casi un cameo) comparten nuevos cuentos que superan los límites de todo, para muestra basta un… Culo (si) que -apropiadamente- cierra el show.

fucking-fucking-yeah-yeah

Posca explota en escena, deja todo en cada función y con su impronta única y su temática definida y particular sigue siendo una rara avis de la cartelera porteña, no hay otro como él. Y la gente le responde con devoción de rock star, ver a Posca es algo más parecido a ver un concierto de rock que ver una obra.

Los que crean que Posca sólo tiene para ofrece humor escatológico se van a perder a un artista que usa la piel de sus creaciones para decir lo que piensa de la sociedad, nos guste o no, con un resultado que deslumbra.

Calificación: Excelente

posca1

Creado y dirigido por: Favio Posca en colaboración con Luiza Cayetana
Música original: Favio Posca
Dirección musical: Martin Bosa
Diseño visual, escenográfico y lumínico: Sergio Lacroix – Estudio Lacroix
PH: Guido Adler
Operador de Sonido: Rolo Biondo
Operador de Video: Gustavo Verón
Asistente:Guas Manzanares
Prensa: Javier Furgang
Producción ejecutiva: Javier Madou & Jon Goransky
Director de Producción: Ariel Stolier
Producción general: Pablo Kompel

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *