Crítica: CUPIDO.NET

20/6/16

Por Cecilia Tedesco
Fotos: Carlos Paturzo

rrrTodo transcurre en un bar durante una cita a ciegas entre Cecilia Garramuño y Marcelo Pichifuocco. Ellos hablaron por teléfono por primera vez la noche anterior, pero habían estado chateando por internet desde hacía un tiempo a través de un sitio llamado Cupido.net. Marcelo es un hombre de mediana edad, tímido, chapado a la antigua y conservador, ella es un poco más joven que él, y si bien no es anticuada tampoco es muy moderna que se diga.

La obra comienza con Cecilia sentada en la mesa del bar esperándolo un buen rato hasta que llega Marcelo bastante más tarde de lo acordado, quien en lugar de sentarse frente a ella luego de la presentación, decide quedarse de pie poniendo como excusa un viejo problema en la rodilla que le impide estar sentado. Por otro lado, Marcelo la mira con una sonrisa tonta y es Cecilia quien debe entablar la conversación, y cuando le pide darle la mano a modo de saludo, él se niega sin darle ninguna explicación. Cecilia comienza a sentirse incómoda y cada vez más molesta, ya que Marcelo se comporta de manera muy extraña y hace comentarios desubicados que terminan por alterarla aún más.

Al comprender que el encuentro es un total desastre y que no tiene ningún sentido seguir estirándolo, Cecilia le da la mano a Marcelo para despedirse pero algo inesperado, descabellado y mucho más inquietante sucede que convertirá la velada en un verdadero infierno, especialmente para la pobre Cecilia.

Con una puesta en escena austera donde la única escenografía es la mesa del bar con las dos sillas y la pared de fondo, con tan solo dos protagonistas cuyas actuaciones perfectamente sincronizadas aportan el ritmo justo al relato, a quienes se suma un tercer personaje secundario que es el mozo del bar, “Cupido. net” posee un humor desbordante de principio a fin, resultando no solo entretenida y ágil, sino también una buena oportunidad para pasar un momento ameno, pero a la vez nos lleva a reflexionar sobre estos encuentros románticos entre desconocidos que muchas veces terminan siendo algo similar a “tirarse a una pileta sin saber si está vacía”, aunque eso no significa que uno no deba arriesgarse a conocer gente nueva sino que lo ideal es hacerlo sin expectativas ni prejuicios.

En este caso, se trata de una parodia sobre esta clase de encuentros, con muy buenas interpretaciones por parte de Mariela Barcos como Cecilia y Alfredo Sánchez como Marcelo. Los acompaña Lailen Álvarez en el papel del mozo. El autor es Ariel Barchilon y la dirección es de Sandy Gutkowski.

Al termino de la presentación del día del estreno, los protagonistas, el autor y la directora saludaron al público presente. Sandy Gutkowski dijo“Hacer arte es difícil en este momento, el teatro independiente es único en Buenos Aires, y se alimenta del público.”

Calificación: Muy Buena

Cupido.net Se exhibe en Espacio No Avestruz, Humbolt 1857, CABA, los viernes a las 20:30 hs.
Reservas: reservas@noavestruz.com.ar / 4777-6956

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *