Crítica: DEMOLICIÓN

18/7/16

Por Fer Casals

¿Qué sucede cuando alguien destruye deliberadamente todo lo que le ofrece la vida antes que el destino lo haga? ¿No le brindaría una sensación de control sobre una situación que está siempre fuera de nuestras manos? En cualquier caso, ¿será locura o epifanía? Estas preguntas surgen luego de ver la interesante nueva película de Jean-Marc Vallée (“Wild”, “Dallas Buyers Club”).

Un drama sobre un hombre blanco y rico tratando de recuperarse de una tragedia personal no es nada nuevo. Pero en este caso, Vallée y su guionista Bryan Sipe juegan con las expectativas del público ante la pérdida personal de una manera inteligente y sentida, sin caer en el melodrama.

Cuando su mujer muere inesperadamente en un accidente automovilístico Davis (Jake Gyllenhaal) se obsesiona con una máquina expendedora defectuosa. Por lo cual comienza a escribir extensas cartas que describen lo que le ha pasado a él en el contexto de la queja específica sobre la máquina. Esto se convierte en un dispositivo del guión para contarnos su vida actual y pasada. Lo que Davis no esperaba, es que alguien en la sección de atención al cliente de la empresa le responde. Durante su primera conversación telefónica, Karen (Naomi Watts), le declara “Tus cartas me hicieron llorar. ¿Tenés a alguien con quien hablar?”

Este tipo de premisa podría ser el de una de esas películas malas y pretenciosas que abundan, pero gracias a un ritmo orgánico, un guión que se siente natural y honesto, la dirección segura y ágil de Vallée y la actuación de Gyllenhaal todo es sorprendentemente convincente y atrapante.

“Demolición” es una película sobre cómo hacer frente a la pena y encontrar el camino correcto de nuevo. La desintegración como primer paso hacia la recuperación. Gracias a la performance de Gyllenhaal, también es un viaje más emocional y relevante de lo que podría esperarse.

9 de 10

 demolition-jake-gyllenhaal-toronto-film-festival

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *