INFORME ESPECIAL: 16º Festival de Cine Alemán

19/9/16

Desde el 15 hasta el 21 de Septiembre se está llevando a cabo la edición N°16 del Festival de Cine Alemán en Village Recoleta y Village Caballito.

Por Cecilia Tedesco

La programación incluye 15 películas en pre estreno, además de estas secciones:
“La Movida Berlinesa”, que aborda los movimientos contraculturales que se produjeron en las dos Alemanias en la décadas del 70 y del 80, compuesta por dos filmes: “B Movie: Lujuria y Música en Berlin Occidental, 1979-1989” y “Muerte a los Hippies! Que viva el Punk”.

“Next Generation Short Tiger 2016”, la sección que incluye los cortos más destacados de estudiantes de las distintas escuelas de cine y animación de Alemania, en los que puede apreciarse la diversidad de formas, géneros y temáticas de alto nivel que las audiencias internacionales suelen esperar de los cineastas alemanes. Con esta sección, German Films y el Instituto Federal alemán para el Fomento del Cine (FFA) quieren invitarlos a descubrir por anticipado nuevas tendencias y jóvenes talentos. La programación ofrece historias profundamente personales a la vez que con un carácter muy universal, contadas desde diferentes puntos de vista y estilos. Una vez más, la programación de este año confirma que el cortometraje es una forma artística independiente que merece llegar a la gran pantalla y ser tenida en cuenta por las audiencias.

– Y como es habitual, el broche de oro del Festival es la proyección de una película clásica del cine mudo alemán con musicalización en vivo. En colaboración con el Goethe-Institut se presentará el film “Las Tres Luces” (Der müde Tod) (1921) de Fritz Lang, con el acompañamiento musical de Cue Trío.

Como todos los años, German Films ha realizado una selección de lo más destacado de la producción alemana, y dentro de la amplia oferta de películas programadas para el Festival de Cine Alemán se destacan:

ich_und_kaminski-412792225-large“Yo y Kaminski” (Ich und Kaminski)
“Uno es un desconocido, luego es famoso, y después olvidado”.
El filme retrata la vida de un anciano pintor ciego, Manuel Kaminski, la figura representativa del arte moderno, reconocido mundialmente y relacionado con otros famosos del arte como Matisse o Picasso, aunque en realidad se trata de un personaje ficticio creado por el escritor Daniel Kehlmann en su obra homónima. La película comienza con un relato sobre Kaminski a modo de documental en relación al reciente fallecimiento del artista.

Pero después pasa a relatar como Sebastian Zollner, un periodista ambicioso, inescrupuloso y egocéntrico, intentaba escribir una biografía sobre el mítico Kaminski, y para lo cual consiguió entrar en su círculo de amigos y familiares, al visitar el pueblo donde estaba instalado el artista junto a su hija Miriam, con la idea de rescatarlo del olvido pero al mismo tiempo dando una gran primicia sobre él: Kaminski no es ciego!, o al menos no lo era cuando pintó sus obras más importantes tal como se creía, y Zollner hará lo que sea necesario para demostrarlo y desenmascarar públicamente el engaño, pero primero deberá ganarse su confianza.

Así poco a poco y casi sin quererlo va surgiendo una singular relación de amistad entre ellos, que el filme construye con sutileza y una correcta narración, pero a la vez dando a entender que la vida te puede llevar por caminos inimaginables, cuando ambos Zollner descubre una serie perdida de cuadros del artista que al parecer nunca habían sido exhibidos, y ambos se embarcan en la búsqueda de Therese, una antigua novia de Kaminski.

El relato tiene que ver con el mundo del arte pero a modo de crítica sobre la banalidad de la fama, y también sobre la ambición sin escrúpulos de algunos personajes que están dispuestos a todo para conseguir el éxito y el reconocimiento. Una historia intensa, e hilada con gran brillantez, muy bien acompañada por imágenes pictóricas que logran conmover al espectador.

“Yo y Kaminski” es la película de apertura del festival, está dirigida por Wolfgang Becker, reconocido a nivel mundial por su film “Good bye, Lenin!”, quien ha venido a presentar su trabajo en este festival, y escribió el guión junto a Thomas Wendrich. La música fue compuesta por Lorenz Dangel. El filme se divide en 8 capítulos, se destaca la fotografía de Jürgen Jürges, y las actuaciones de Daniel Brühl (Zollner) y de Jesper Christensen (Kaminski), acompañados por Amira Casar (Miriam), Geraldine Chaplin (Therese), Patrick Bauchau (Megelbach), Bruno Cathomas (Golo Moser), Denis Lavant (Karl-Ludwig) y Jördis Triebel (Elke). Hablada en alemán con subtítulos en castellano.

yo_y_kaminski

gruesseausfukushima_a4_300dpi-640x905“Fukushima mon amour”
¿Es esta mi vida?… es una de las tantas preguntas que se hace Marie, porque algo le ha sucedido y ahora está escapando de eso. Marie es alemana y actúa como clown, toma el tren en Tokyo para ir a conocer personalmente los devastadores efectos de la triple catástrofe de Fukushima ocurrida en 2011. Se une a Moshe y a Nami, y los tres llegan a una pequeña comunidad cuyos habitantes han sido reubicados allí en hogares transitorios, porque vivían donde ocurrió el terremoto y el tsunami que provocaron el desastre en la central nuclear dejando la zona contaminada, donde quedan restos de viviendas y de objetos varios que pertenecieron a muchos que ya no están, la tierra quedó desolada y aún tiene radiación, por lo cual se supone que no deben ir allí, aunque gran cantidad de tierra contaminada ha sido embolsada, y amontonada cerca de la costa.

Marie, Moshe y Nami entretienen a los ancianos residentes de la comunidad, pero Marie se siente molesta porque nadie aprecia lo que hace y comienza a sentirse fuera de lugar, especialmente cuando una anciana japonesa llamada Satomi la trata mal luego de una clase de gimnasia con aros, y solo uno de los hombres del lugar resulta ser amable con ella. Una mañana Satomi le pide a Marie que la lleve en auto hasta la zona contaminada donde está lo que queda de su casa con la idea de quedarse allí sola para morir debido a las culpas del pasado que la acechan día y noche, ya que no puede borrar de su mente las imágenes terribles de la tragedia que padeció allí mismo.

Tras regresar a la comunidad Marie decide volver a Tokyo, pero preocupada por la anciana se arrepiente y por su cuenta logra llegar a la casa de Satomi, comienza a ayudarla en la limpieza y el reacondicionamiento de la vivienda, y finalmente decide quedarse a su lado. Satomi había sido una geisha y al parecer es la última de ellas, perdió a su alumna durante el tsunami cuando ambas estaban en el árbol que ahora esta seco, y comienza a enseñarle a Marie sus costumbres, incluida la ceremonia del té. Lo que empezó como una relación obligada y poco amable poco a poco se convertirá en una amistad profunda que podría ayudar a ambas mujeres a sanar sus heridas del pasado.

Un relato profundo que tiene que ver con las tradiciones familiares y culturales, con el pasado, con los recuerdos dolorosos, con la pérdida, con la culpa, con el perdón, con los temores, con las creencias, con el mundo de los vivos y el mundo de los muertos, con el hogar y los ancestros, todo eso junto y enmarcado en las ruinas de la gran tragedia ocurrida en Fukushima, Japón en 2011.

Filmada en blanco y negro, con una exquisita fotografía realizada por Hanno Lentz, la narrativa poética y sublime de Doris Dorrie quien escribió el guión y dirigió la película, las bellas melodías de Ulrike Haage, y las interpretaciones maravillosas de Rosalie Thomass (Marie) y de Kaori Momoi (Satomi), acompañados por Moshe Cohen (Moshe) y Nami Kamata (Nami). Hablada en alemán, japonés, e inglés, con subtítulos en castellano.

No olviden Fukushima! Nuclear NO!… estas leyendas aparecen en los créditos finales a modo de protesta en contra de las peligrosas centrales nucleares que pululan en el mundo, y dando a entender que no debe ocurrir nunca más algo semejante. Para la reflexión!

Grüße aus Fukushima Deutschland 2016 Regie: Doris Dörrie

“Toni Erdmann”, de la realizadora Maren Ade, revelación en la última edición del Festival de Cannes. Posiblemente tenga un pequeño estreno comercial sin fecha confirmada aún.

“Fassbinder”, donde Annekatrin Hendel ofrece un retrato del polémico artista a través de imágenes de sus películas, material de archivo y declaraciones de algunos de sus colaboradores, como Hanna Schygulla, Irm Hermann, Harry Beard o Volker Schlöndorff.

Completan la lista de películas del festival:
24 Semanas (24 Wochen), de Anne Zohra Berrached.
Cocunut Hero, de Florian Cossen.
En la casa de las telarañas (Im Spinnwebhaus), de Mara Eibl-Eibesfeldt.
Ha vuelto (Er ist wieder da), de David Wnendt.
Herbert, de Thomas Stuber.
Mi vida a los sesenta (Miss Sixty), de Sigrid Hoerner.
Nosotros los monstruos (Wir Monster), de Sebastian Ko.
Pecado (Verfehlung), de Gerd Schneider.
Refugio (Freistatt), de Marc Brummund.
Rico, Oscar y el misterio del Bingo (Rico, Oskar und das Herzgebreche), de Wolfgang Groos.
Salvaje (Wild), de Nicolette Krebitz.

Más información en: www.cinealeman.com.ar
Entradas en venta por internet en www.villagecines.com, y en boleterías.


Conferencia de Prensa

El martes pasado se llevó a cabo la conferencia de prensa del 16° Festival de Cine Alemán en un hotel de Recoleta, y en la misma estuvieron presentes Gustav Wilhelmi y Maike Shantz, por German Films, Uwe Mohr, director del Goethe Institut, y Wolfgang Becker, director de la película de apertura del festival “Yo y Kaminski”.

Gustav Wilhelmi dijo:
“En esta edición tenemos películas polémicas, con temas como el aborto, la Iglesia, la educación, los chicos que se quedan solos, y una comedia que tiene que ver con el pasado y la realidad a través del neonazismo actual”.

“Para ampliar el festival además de tener dos sedes: Village Recoleta y Caballito, se agregó mediante un acuerdo con Qubit Tv, la posibilidad de ver cine alemán on line, con películas alemanas que pasaron por ediciones anteriores del festival”.

“Continúa el premio del público, que incluye entre sus premios un pasaje a Alemania para el ganador entregado por Lufthansa, y suscripciones por un año para Qubit Tv”.

“Entre las películas que se proyectan en el festival tenemos “Toni Erdmann”, que obtuvo medio millon de espectadores en Alemania, fue furor en Festival de Cannes, y ya está preseleccionada por Alemania para ser enviada a los premios Oscar”.

Uwe Mohr, dijo:
“Ya son muchos años que el Instituto Goethe viene colaborando con el festival mediante una película muda, y en este caso se trata de “Las tres luces” (La muerte cansada) de Fritz Lang, que fue su primer éxito internacional. Pero además tenemos dos films modernos dentro de la muestra titulada “La Movida Berlinesa”, y estos son: “B Movie: Lujuria y Música en Berlin Occidental, 1979-1989” y “Muerte a los Hippies! Que viva el Punk”.

Dijo Wolfgang Becker:
“Me alegra estar aquí y ver un número tan cuantioso de ustedes presente!”

“Es la segunda vez que estoy en Buenos Aires, en noviembre del año pasado vine por mi cuenta, he venido acompañado por mi esposa, y me gustaría rodar parte de una película aquí, ahora estoy en proceso de escribir el guión y no quiero entrar en detalles sobre mi nueva película, pero aclaro que de rodarla en Buenos Aires no voy hacerlo en las zonas turísticas sino en aquellas que los turistas no ven, y como cuando le preguntan a un alemán promedio sobre Argentina responde: “tango, carne y fútbol”, por eso en mi nueva película deseo contar algo que no sea tan cliché.”

“Yo y Kaminski es una filmación basada en un libro de un autor austriaco que leí cuando tenía 24 o 25 años, pero luego lo perdí y al encontrarlo años después decidí adaptarlo y hacer una película. En realidad es un cuento corto largo o una novela corta, un género literario que existe en Alemania, y que no llega a ser una novela. No fue fácil adaptarlo, la primera versión del guión fue descartada y me llevó tiempo volver a escribirlo. El autor del libro me dio mucha libertad para hacerlo y lo que en el libro aparecía como pensamientos lo pasamos a la acción. El libro está dividido en dos partes, pero en cambio la película tiene una estructura diferente ya que se divide en ocho capítulos. Lo más difícil fue insertar las imágenes del pasado en el corte definitivo. La primera versión del film duraba 3 horas, y tuvimos que eliminar 45 minutos, para mi esa fue la parte más dolorosa del proceso.”

“El libro también se llama “Yo y Kaminski”, ya que este periodista joven se pone primero él y es un poco egocéntrico, y en la película se mantuvieron los temas principales de la novela corta como el hecho de envejecer que para mi es un tema importante al igual que lo que significa ser un gran artista y que valor tienen los biógrafos. La figura de Kaminski que aparece en el libro es un personaje ficticio, pero yo quise hacerlo pasar como si fuera real y por eso el comienzo de la película parece un documental al mostrar también la relación con otros artistas. Cuando hicimos la rueda de prensa en Alemania les mentimos diciendo que Kaminski era real, y además habíamos hecho una retrospectiva sobre él, pero luego de dos semanas develamos el secreto y les dijimos la verdad.”

“La película nos llevo 45 días de rodaje, pero se nos achicó el tiempo porque filmamos en varios países, era mucho viaje y poco tiempo. El primer día que rodamos en Suiza fue el 21 de junio, lo recuerdo bien porque era mi cumpleaños, y ese día nevó, y luego acá en Buenos Aires cuando salí a buscar lugares para mi nueva película llovió, y volverá a llover cuando salga nuevamente en unos días, se los aseguro!” (risas).

“Yo trabaje durante muchos años con el mismo director de fotografía que murió hace poco, pero para esta película encontramos a uno muy experimentado y fue una buena elección ya que el trabajo en conjunto resultó maravilloso.”

“Uno de los procesos más largos fue colocar las imágenes de las obras en la película, para lo cual debimos crearlas, y eso llevo un largo tiempo, buscamos a un artista que tuviera mucha experiencia pero que pudiera meterse en el personaje. Había visto una lámina de un pintor post expresionista que me impresionó por sus autorretratos pero tenía casi 80 años, y al intentar hacer autorretratos de otra persona que era un actor, no funcionó. Tres años antes habíamos desarrollado algunos conceptos, entonces un amigo galerista me presentó a un falsificador que además es escenógrafo en la ópera, y dos años antes de filmar comenzó a pintar bocetos y acuarelas, finalmente fue quien lo hizo, y de ese trabajo surgió una linda amistad.”

“El casting fue complicado debido a que muchos personajes eran personas mayores, pero fue maravilloso poder trabajar con actores de otros países y no solo alemanes.”

“El tema de la ceguera en el libro está descripto de una manera más exacta, y en realidad el personaje podía ver de reojo en el campo de visión lateral, pero no lo que estaba enfrente, esto es difícil de representar en el cine, la película da vueltas todo el tiempo sobre si la ceguera es real o no, pero luego eso ya no resulta tan importante en la historia porque en definitiva Kaminski y el periodista son dos idiotas que aprenden uno del otro.”

“El film transcurre en los 90. Hoy en día ya no pone el valor de la obra quien la observa, y la película remarca esa ironía de la escena del arte donde las personas ya no se toman el tiempo de ver que surge en ellos al mirar una pintura sino que usan el momento solo para reunirse.”

“El arte se transforma. Hay obras que se corresponden con una moda y con una determinada época, por eso habrá que esperar a ver que sucede con las obras luego del paso del tiempo. La escena del arte hoy en día se enfoca más en sus extravagancias, y me preocupa que el arte se transforme en una mercancía y en un objeto de inversión, pero mientras estemos los seres humanos en la Tierra siempre habrá arte!”

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *