Crítica: LOS OJOS DE ANA

Por Arturo LeBranca

Los padres de Ana lidian con una hija que sufre el acoso del entorno que piensa que es una bruja. Ana es una adolescente con los ojos de diferente color que tiene un poder extraordinario en su mirada.

Ana es un personaje que jamás aparece en escena pero está, uno siente que pasea por el espacio donde cada personaje expone sus miserias. Los acompaña en una travesía donde deben saber quiénes son y cuáles son sus verdaderos deseos. Los personajes están interconectados a través de un mecanismo catártico que condensa el caos de su vida.

Paula Marull dirige una pieza del dramaturgo y novelista Luc Tartar, y demuestra una mirada cinematográfica en donde cada personaje está pincelado desde situaciones mundanas. La atracción es inmediata. Es inevitable dejar de mirar las acciones que suceden en la periferia de las escenas centrales. Todo está combinado de una forma para que los ojos no pierdan la atención de nada de lo que sucede.

Espacio Callejón convierte el escenario en una plataforma donde todo lugar es transitado. Cada rincón despierta el mundo interno y colabora para que la realidad aflore con astucia.

Agustín Daulte cautiva apenas ingresa en escena. Su personaje es la catarsis de un adolescente que sufre el bullying de sus compañeros, pero a su vez, es el desdoblamiento del personaje de Ana. Hay una conexión extra sensorial entre ellos cuando Daulte cumple con en ser su único amigo y protector.

Marull y Ezequiel Rodríguez componen un matrimonio en estado crítico. Cada uno vive una transformación interna que evidencia a una hija con la que no tienen contacto. Rodríguez imparte un patriarcado que es amenazado por un inesperado despido laboral. El deterioro que invade este episodio es interpretado con un compromiso físico que traslada cualquier sensación de agobio al espectador. Marull explora una madre solitaria que camina por situaciones insólitas dentro de su mundo.

Marull y Rodríguez cuentan la paternidad desde una relación que desborda su realidad. Son padres de una adolecente a quien no pueden contener porque ellos mismos están ausentes en su vida.
Los ojos de Ana entrega actuaciones maravillosas donde cada personaje asume un compromiso inquebrantable desde el comienzo de la función. Hay una homogeneidad que no permite jamás salir de la historia. Su poética forma de narrar permite vislumbrar una luz entre la pesadez de una vida donde la mirada ajena discrimina y abre la introspección en los lugares más ocultos de cada uno.

9 de 10


Los ojos de Ana
Jueves 21:00 | Espacio Callejón
Humahuaca 3759 | CABA | Buenos Aires
Entradas $130/ $160

Ficha técnica:
Autoría: Luc Tartar
Traducción: Humberto Pérez Mortera
Actúan: Federico Buso, Elisa Carricajo, Agustín Daulte, María Marull, Manuel Melgar, Ezequiel Rodríguez
Voz en Off: Agustina Cabo, Laura Grandinetti, Macarena Jensen, Micaela Vilanova
Escenografía: Julieta Kompel
Diseño de vestuario: Jam Monti
Diseño de luces: Matías Sendón
Sonido: Micaela Vilanova
Asistente de producción: Claudia Bataglia
Asistencia de dirección: Claudia Bataglia
Dirección: Paula Marull

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *