Crítica: HIJO DE CAMPO

5/10/16

Por Arturo LeBranca

Martín Marcou crea un unipersonal con la mística de una vida en el campo. Un relato que inicia con una canción a guitarra y una proyección del galope de unos caballos.

Hijo del campo cuenta los quehaceres de Martín, un joven encerrado en el monótono trabajo de campo, al cuidado de los animales, con una rutina que no altera su vida, y despierta la soledad de una persona que siente distinto.
El texto explora los sentimientos de una persona que crece en un pueblo bajo la mirada de unos pocos. Martín siente una lejanía con su entorno, le pasan cosas distintas, necesita de cosas distintas pero lo único que conoce es en lo que cree. Experimenta el inicio de una transformación donde sus padres son el quiebre y un amor oculto que no puede vivir es la fortaleza para aceptar una mutación.

Martín Marcou interpreta un personaje con un sufrimiento extremo que oculta sus sentimientos. Compone un gaucho cerrado, un personaje clandestino de algún rincón de la Patagonia argentina que es difícil de registrar. Su manejo de la voz genera climas que desarman la vida de este joven, y su cuerpo exterioriza toda la carga que lleva encima.

La voz de Carolina Curci y los instrumentos que toca son el recorrido que necesita la obra para expresar lo que no podemos ver. Las intervenciones con un cancionero tradicional son el aporte característico de esta obra.

Marcou despierta una carga de curiosidad en el relato. Es probable, que la construcción sea autobiográfica, lo que asume un riesgo, y ubica a Hijo del campo en una obra conmovedora.

7 de 10


Hijo del Campo
Sábado 20:30 | Espacio Tole Tole Teatro
Pasteur 683 | CABA | Buenos Aires
Entradas $50

Ficha técnica:
Iluminación y sport: Gonzalo Pérez
Fotografía: Leandro Martínez
Diseño gráfico: Vanina Moreno
Música en vivo y versiones: Carolina Cursi
Asistencia general: Esteban Fort Caneda
Producción general: Espacio Tole Tole
Prensa: Prensa a tu medida
Dramaturgia: Martín Marcou
Dirección: Martín Marcou – Leandro Martínez

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *