Daniel Alvaredo “Esta película fue un proceso muy gozoso y angelado”

17/10/16


Hablamos con Daniel Alvaredo, director de El peor día de mi vida, luego de pasar por Paternoster, nos muestra otro género, otro desafío.


Por Rocío Duarte

Esta película relata el itinerario de un actor anónimo, que siente que ese día cambiará su suerte. Lo que no sabe es que tendrá que atravesarlo con las cenizas de su hermano gemelo, fallecido hace ocho años atrás, con quien le quedaron algunas cuentas sin saldar. ¿Cómo surgió “El peor día de mi vida”?

El peor día de mi vida la escribió Osvaldo Canis, no digo que sea autobiográfico, pero a él le paso algo similar con su hermano. Osvaldo tiene un hermano fallecido en el año dos mil y unos años después tienen que cremarlo, y sucede que nadie podía ir a buscarlo y él estuvo ese día con las cenizas hasta que a las seis de la tarde pudo cruzarse con su sobrina para poder entregárselas, y a partir de esto, que a él le parecía tan gracioso, humor negro llamémosle, se le ocurrió escribir esta comedia, que a mí me dio tantas satisfacciones. Es más, el guión tenía el título original de La lata de bizcochos, y nos agarró miedo porque el término bizcocho es un término medio viejo y no queríamos que se identificara a la comedia como una comedia costumbrista/nostálgica, así que finalmente quedo El peor día de mi vida.

¿Cómo fue el proceso de rodaje de El peor día de mi vida? ¿Tuvieron apoyo?

Esta película fue un proceso muy gozoso y angelado, yo les presenté el proyecto a los productores, y ellos se enamoraron enseguida de la idea. Lo presentamos al INCAA, y todo fluyó con sorprendente agilidad. La película se filmó en Julio de 2015, y se estrena casi un año después, cosa que a veces es muy rápido. Yo terminé el proceso de postproducción, de chequeo de banda sonora y corrección de color en Abril-Mayo de este año. Y me enteré por la academia de cine que se iba a estrenar el 22 de septiembre.

el peor dÕa de mi vida


¿Cómo te pareció ese cambio de género de tu primera película a lo que es “El peor día de mi vida”?

Siempre las primeras películas asustan un poco o te angustian un poco más allá del deseo que generan hacerlas, pero yo soy un enamorado de los géneros. Yo creo que tanto el cine como la televisión genera tanto talento y tanto símbolo para cualquiera de nosotros y generan tanto trabajo a lo largo y ancho del país necesita tener producciones sobre los géneros porque el género es lo que le garantiza al público saber qué es lo que van a ir a ver.

¿Qué género te resultó más cómodo?

Al ser tan estudioso de los géneros, no es que me resultó más difícil uno u otro. Lo que si tenían en común es que ambos protagonistas son dos personas que cumplen o están por cumplir cincuenta años, los agarro a los dos en un momento en el donde uno “debería” hacer un balance de su vida. En Paternóster el balance que hace, lo lleva a una zona terrible dolorosa y siniestra, mientras que en El peor día de mi vida el balance misteriosamente es amargo, pero lo misterioso de la existencia lo lleva a salir de esa perspectiva que él tenía y realmente lograr despegarse. Disfruté los dos, obviamente es más grato el mundo de Julio Cabrera que el de Tito pero disfruté de los dos.

Cuando la terminaste, luego de verla ¿Viste lo que tenias en tu cabeza, o algo cambiarías?

Bueno, obviamente todos cambiamos permanentemente, y yo a la película la filmé hace un año atrás, por supuesto habría cosas que hoy quizás las resolvería de otra manera, pero no tantas… tampoco hace mucho que la hice, no cambié tanto de hoy a aquella parte. Yo creo que está bien resuelta, y es una película muy agradecida, y la gente la agradece mucho. Es una comedia de situaciones, muy galante, de comedia con final feliz e interpela a la existencia de cómo nosotros vivimos, decía en broma “una comedia existencial” (risas). Muchos personajes de la película tienen esta cosa del azar como dicen bien algunos o de la vida se logran a partir de la ceniza de este hermano muerto resolver y desplegarse a tratar de vivir mejor.

¿Cómo ves al cine nacional y a las futuras producciones argentinas?

Mirá, el público poco a poco vuelve a ver el cine argentino, digamos que hubo una etapa fines de los noventa principio del dos mil, en el cual había un enorme divorcio por un lado porque las producciones argentinas, quizás, se basaban en poéticas o en formas desde lo formal desde algo muy privado, muy personal de los directores que lo realizaban, y a su vez hubo un impulso por parte del Estado, en el cual la cantidad de producciones que habían iban incrementando la participación del cine argentino, y el éxito del cine argentino en diferentes países. A su vez los festivales también lo fueron apoyando, y hoy día uno ve que hay películas argentinas que funciona muy bien.
El Ciudadano Ilustre, que además ganó el premio a mejor protagonista en Venecia, Gilda y tantas películas que superan los doscientos mil espectadores. Incluso Me casé con un boludo, que llegó a un millón ochocientos mil, lo que es una enorme potencia. Pero hay un problema que todavía seguimos, que ni la anterior administración ni esta logra resolver, y es el problema de la exhibición.

fotoafiche-baja

En cuanto al plan de fomento del INCAA, todavía nunca vi nada, abrí varias veces la pagina del INCAA, y nunca pude ver nada más que algunos principios y planes de acción, y decía que el ochenta y cinco por ciento de la taquilla de nuestro país la capturan las películas norteamericanas, y el restante quince por ciento, lo tienen no más de 10 películas argentinas. El año pasado se produjeron 130 películas, cabe decir que los problemas son de exhibición, no de distribución. No hay muchas salas que pasan cine argentino y muchas de las que pasan, la pasan mal. Yo tengo una anécdota triste de El peor día de mi vida. El primer sábado, primer fin de semana, que uno está siempre muy pendiente de la repercusión de la película, fui a una de las salas de una cadena de Belgrano y lamentablemente no encontré ni el afiche, ni el banner de la película y hablé con el encargado y el encargado con un trato casi seco y casi ofensivo me daba a entender que no interesaba esa película. Entonces si no interesa para que la ponen, y además los horarios en que la ponen. En ese momento Gilda y El Ciudadano ilustre tenían un solo afiche, mientras que Los 7 magníficos estaba inundado de difusión, ese aspecto es problemático. Esas películas que te decía antes que ocupaban el quince por ciento de la taquilla son producciones más poderosas pero distribuidas además por distribuidoras transnacionales. Entonces cuando uno dice la gente no va a ver cine argentino yo daría vuelta la pregunta ¿Cómo hace la gente para ver cine argentino?

¿En qué proyecto estás trabajando ahora?

Estoy terminando un thriller, de terror psicológico, también escrita por Osvaldo Canis. Se llama La señora Haidi, la hice con la co-dirección, de Rafael Menéndez y producida por RM FILMS que son los mismos productores de El peor día de mi vida. Donde trabaja la enorme y talentosa María Leal, Guillermo Pfening y María Abadi. La historia es la de una pareja que tienen un accidente y lo único que ven en esa noche de tormenta en la distancia es una casita y hacia allá van y allí vive la señora Haidi.

¿Cuándo podremos verla en la gran pantalla?

Esta película se está editando, y estamos viendo, lo manejan más los productores, pero tal vez se puede presentar en Pantalla Pinamar para Marzo/Mayo, para luego prever el estreno comercial acá en Buenos Aires.


Daniel Alvaredo en Facebook: facebook.com/daniel.alvaredo
El peor dia de mi vida en Facebook: facebook.com/El-Peor-Dia-de-Mi-Vida


pingpong¿Una peli argentina?
Nueve Reinas (F. Bielinsky, 2000)

¿Una peli extranjera?
La guerra del fuego (La Guerre du feu, 1981)

20078499

¿Una actriz?
Norma Aleandro y Meryl Streep.

¿Si pudieras retroceder en el tiempo a qué hecho histórico irias?
Me encantaría haber estado en el 17 de Octubre 1945.

¿Un programa de TV?
Nosotros y los miedos (D. Alvarez, 1982)

Por ahora, la peli del año es….
Gilda, No me arrepiento de este amor (L. Muñoz, 2016)

¿Lugar ideal para vacacionar?
Mar del Plata, poco original lo mío pero me encanta, tengo una casita ahí donde la paso muy bien y me gusta mucho el mar.

¿Qué te da vergüenza?
No me gusta la calva incipiente que tengo.

¿Un dibujo animado de la infancia?
La noche de las narices frías (One Hundred and One Dalmatians, 1961)


¿Un director de cine?
Alfred Hitchcock.

¿Un final de película?
El secreto de sus ojos (J.J. Campanella, 2009), con el cual aprendí un montón. Es un plano en el cual él entra y cierra la puerta. Ahí me di cuenta lo que hace a una película explotar.

¿Creés en Dios?
Si.

unameta

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *