MARIA RIOT: “No hay nada más feminista que ser trabajadora sexual”

7/11/16

Florencia es Maria Riot y Maria Riot es muchas cosas, trabajadora sexual, actriz porno, vegana, activista por los derechos de los animales y por sobre todo feminista. Hablamos con ella sobre los temas que la ocupan.

Entrevista Fer Casals

Para los que no saben, ¿qué es el porno ético?

El porno ético pretende un porno donde quienes participen reciban pagos justos, donde su trabajo sea considerado y valorado y en el cual siempre haya respeto.

Se puede trasladar tu experiencia con este tipo de producciones a la Argentina y que haya algo asi aquí?

En Argentina no hay industria de porno. Hay solo pocos directores o productoras, algunas se dedican a crear contenido para el exterior y otras para el mercado nacional pero es un porno bastante convencional o igual al que todos conocemos. Lo más cercano que hay al porno ético o feminista es el posporno, que de la mano de personas que admiro como Laura Milano o Romina Smiraglia se ha instalado bastante el debate en el país. Hay muchas producciones amateur, mucho contenido en sitios como Poringa pero no producciones como las que se pueden ver en otros países como Estados Unidos, España o Alemania donde se puede ver que hay un auge por las producciones independientes, distintas, alternativas, que buscan darle una vuelta al porno más mainstream y homogéneo. A mí me gustaría hacerlo y está en mis planes a futuro.

¿Como se rompe el paradigma de la supuesta contradicción entre ser feminista y prostituta?

No hay contradicción alguna. Uno de los principios del feminismo es que cada mujer es dueña de su propio cuerpo y que puede decidir hacer lo que quiera con él y eso es lo que hacemos las prostitutas. Hay un eterno debate en el feminismo sobre si el trabajo sexual es una forma más de trabajo y hasta puede ser empoderante para las mujeres o si es una forma de violencia y es algo que nos divide hace décadas a las feministas, lo que hace que hayan debates interminables que no distingues realidades sobre ideologías. Para mí no hay nada más feminista que ser trabajadora sexual. Si otras feministas quieren venir a decirme que lo que yo decido con mi cuerpo es una forma de violencia o una extensión del patriarcado, que revisen porqué se creen con el poder de decirnos a otras mujeres qué es lo que tenemos que hacer y si no son ellas quienes están siendo violentas o repitiendo mandatos patriarcales.

En general se dice que se llega a la prostitución desde la angustia económica o la falta de contención familiar, ¿cómo fue tu caso?

Decir eso es seguir pensando que la prostitución es un trabajo que solo atraviesa a una clase social, seguir viéndolo desde el lugar de los prejuicios y del estigma. La realidad es que muchas mujeres llegan a la prostitución en consecuencia de la falta de oportunidades y desde un lugar de vulnerabilidad pero muchas veces se hace hincapié en la prostitución y no en porqué esa mujer está en ese lugar. Lo que hay que cambiar y a donde hay que apuntar es en que esa mujer no esté en ese lugar, que cada vez haya más posibilidad de elección y que nadie, bajo ningún punto de vista, se vea forzado a elegir un trabajo que en realidad no quiere, ya sea la prostitución, limpiar casas o trabajar en un call center. Para muchas mujeres la prostitución es el trabajo que las ayuda a salir de ese lugar vulnerable y poder conseguir una mejor calidad de vida.

Mi caso fue el de una persona de clase media que busca un trabajo para irse de su casa e independizarse económicamente. Estaba cansada de trabajar en restaurantes, call centers y supermercados por sueldos bajísimos y entré al trabajo sexual por curiosidad, deseo y querer independencia económica. Luego surgió la idea de irme a vivir a España para buscar una mejor calidad de vida ya que por el tema de papeles y garantías se me hacía imposible mudarme a Capital, donde quería estar para estudiar, y un amigo me ofreció probar de mudarme con él en Barcelona y trabajando dos meses como prostituta, ahorré y me fui. Mucha gente se sorprende al ver que una persona de clase media puede elegir ser prostituta, pero la realidad es que las mujeres que ejercemos la prostitución somos miles y miles alrededor del mundo y de toda clase social, estudios y demás.

smashing-desnudo-desnudo-157

¿Quiénes son tus clientes? si tuvieses que generalizar…

No me gusta generalizar porque realmente tengo clientes de todas edades, profesiones, gustos y preferencias. Muchos de ellos son hombres, casados o solteros, con trabajos que les ocupan gran parte de sus vidas y que les deja muy poco tiempo para su propio placer. También tengo clientes mujeres, hombres trans y parejas, muchas parejas que quieren probar algo nuevo o tienen la fantasía de conocerme y pasar un rato conmigo. Lo que veo es que cada vez me contactan más mujeres, y muy jóvenes, de 20 a 30 años y es algo que me encanta. Nos estamos volviendo cada vez más dueñas de nuestros propios deseos y de nuestra propia sexualidad y también queremos romper con esos prejuicios y ese estigma de quienes son los que pagan por un encuentro con una prostituta.

¿La prostituta solo brinda sexo?

Eso depende de cada prostituta. Cada una tiene su manera de trabajar y todas ofrecemos servicios de manera diferente, como también las personas que contratan nuestros servicios son diversas y buscan cosas distintas. Puedo hablar de mi experiencia personal y decir que muchas veces el sexo es lo mínimo. Muchas brindamos compañía, una charla, una caricia o el simplemente escuchar. Hay muchos prejuicios en cuanto a nuestro trabajo y hace poco leí una persona que decía que ser prostituta es tan fácil como abrir las piernas, algo totalmente erróneo, primero porque muchas veces ni siquiera abrimos las piernas y segundo, porque pensar que tener sexo es abrir las piernas es algo realmente triste y alejado de la realidad. La sexualidad es compleja, no todos tenemos los mismos deseos o queremos vivirla de la misma manera.

¿Qué te parece el trabajo que hace AMMAR?

El trabajo de AMMAR www.ammar.org.ar es fundamental y necesario. Si no fuera por haber conocido y haberme unido a AMMAR, hoy no sería quién soy y seguramente no estaría respondiendo esta entrevista. Acercarme a la Organización fue lo que me hizo dar cuenta de que no tenía por qué avergonzarme de ser trabajadora sexual sino todo lo contrario, tenía que hacer de mi trabajo una acción política y luchar por los derechos de mis compañeras que por cientos de motivos como el estigma, tal vez ahora o tal vez nunca puedan hablar. Estamos creciendo muchísimo, cada vez se acercan más personas interesadas en apoyarnos o en sumarse, se nos invita a cada vez más espacios a dar charlas o talleres y el Encuentro Nacional de Mujeres fue también un quiebre donde mis compañeras llenaron siete aulas y muchísimas personas por primera vez tuvieron la oportunidad de escuchar a una trabajadora sexual hablando en primera persona y no a través de otros, como suele o mejor dicho, solía pasar.

¿Sos conciente que la mayoría de las mujeres no tiene la preparación e inteligencia que tenes vos a la hora de encarar una carrera tanto en la prostitución como en el porno y pueden caer en lugares y situaciones muy malas?

No creo que sea así. No me considero con preparación o inteligencia mayor que cualquier otra mujer que emprende cualquier otro trabajo, lo que sí nos puede separar son contextos, distintas maneras de emprenderlo o de hacerlo. Sí he sido muy cuidadosa siempre a la hora de elegir con quién trabajar pero sin embargo también me he equivocado o tenido experiencias no muy buenas, ya sea ejerciendo la prostitución o haciendo porno.

¿Creés que el abolicionismo busca marginar a la trabajadora sexual autónoma?

En el abolicionismo hay varias posturas, pero claramente en todas ellas, quieran o no, marginan a quienes somos trabajadoras sexuales, elijamos serlo o no. Niegan nuestras voces y nuestras experiencias, universalizando solo las de aquellas que vivieron la prostitución de manera traumática o bajo malas condiciones, pero la realidad es que no hay ninguna verdad en la prostitución más que la de respetar que hay historias y vivencias distintas y todas deben ser respetadas.

Para muchos no hay diferencia entre trata y prostitución, ¿qué opinas?

La trata de personas es un delito y tiene que ser erradicada. La prostitución es un trabajo y como ha pasado con otros trabajos e industrias, hay malas condiciones laborales y personas que se han aprovechado de la vulnerabilidad de los demás para sacar provecho económico. El problema es mezclar, porque así no solo no hacemos nada para erradicar la trata sino que además hacemos ese trabajo más complicado y difícil ya que se apunta a las personas y a los lugares equivocados.

Hay trata de personas en la industria textil, en los cultivos, y en un número mucho mayor que en la prostitución sin embargo nadie dice que hay que erradicar la industria textil o los campos de cultivo. Lo que hay que hacer es terminar con la trata de personas, con las malas condiciones laborales y dar derechos a los trabajadores. Y el mismo pedido debería ser para la prostitución. Si pensamos que hay una diferencia, debemos entender entonces que lo que nos hace verlo distinto es solo nuestra visión moral de la sexualidad, no la realidad.

smashing-desnudo-desnudo-82

¿Sin cliente no hay trata?

Sin policía que cobra coimas y sin estado encubridor no hay trata.

¿La ley debe penalizar al cliente? además de para la prostituta también existe una estigmatización para el cliente…

El modelo que exige penalizar al cliente es una de las medidas que más vulnera a las trabajadoras sexuales. A pesar de las leyes, las trabajadoras sexuales seguimos trabajando igual, solo que en mayor clandestinidad. En los países que ya se aplicó ese modelo se puede ver claramente que las más perjudicadas son las prostitutas con menos recursos ya que quienes tienen el recurso de publicitarse por internet por ejemplo, lo hacen con mayor seguridad pero quienes trabajan en la calle, lo hacen con miedo y temor de que la policía les lleve al único cliente que tal vez ese día pudieron encontrar. Penalizar al cliente es mandar a la policía a que controle a la trabajadora sexual. Nada más. No hay justificación para hacer eso. Necesitamos urgente que se descriminalice el trabajo sexual, más seguridad para nosotras y que se nos deje de poner en el lugar de víctimas a quienes no lo somos y que se ocupen realmente de quienes son víctimas, sin necesidad de estigmatizarnos a las prostitutas ni a los clientes.

¿Qué opina tu familia de tu carrera?

Estuve más de dos años sin decírselo más que a algunos amigos y conocidos, por lo que recién se enteraron hace algunos meses. Su reacción fue positiva, mucho mejor de lo que yo esperaba, lo que me demostró que yo también tenía muchos prejuicios de cómo otras personas pueden reaccionar al enterarse que alguien decide ejercer un trabajo que involucre la sexualidad. Apoyan lo que hago y además apoyan la lucha por el reconocimiento de derechos de las trabajadoras sexuales. Soy muy afortunada por la familia que tengo, mis padres son personas muy abiertas a cambiar sus propios pensamientos y replantearse lo que pensaban que era lo correcto. Siempre me enseñaron que tenía que hacer lo que quería más allá de lo que los demás pudieran decir de mí y que tengo que hacer lo que a mí me haga feliz.

Contanos acerca de tu veganismo y que es Animal Libre

Nunca me gustaron los animales ni tuve mucha noción de ellos o de lo que les pasaba hasta hace unos años atrás. Estaba muy interesada en el feminismo, en los derechos humanos y en causas sociales y me encontré con personas que me hicieron dar cuenta de que no podía hablar de libertad o justicia si con mis acciones estaba causándoles sufrimiento a otros. Pensaba que el veganismo era una moda o que los veganos eran insoportables y fundamentalistas, pero luego me di cuenta de que todo era parte de mis propios prejuicios y generalizaciones por un par de veganos que había conocido que se comportaban de esa manera pero no por ser veganos sino por su propia personalidad. Vi videos de mataderos y de las cosas horribles que padecen en consecuencia de nuestros hábitos pero la clave para mí para empezar a sentir empatía fue encontrar una gatita muriendo de hambre en la calle. La adopté y me di cuenta de que no podía amar a un gato y llevarme a la boca otros animales. Me di cuenta de la incoherencia, me uní a activismos y progresivamente fui cambiando mi forma de comer, de vestir y de ver al resto a los animales con los que compartimos el planeta.

Animal Libre animallibre.org es una Organización que comenzó en Chile hace cinco años y que desde el 2015 tiene presencia en Argentina. Empezamos el Equipo porque aunque muchos ya teníamos algunos años haciendo activismos, creemos que para hacerlo más eficiente es mejor estar bajo el nombre de una Organización que ya venía trabajando hacía tiempo y con muy buenos resultados. Nuestro trabajo se basa principalmente en denunciar la realidad de los animales que la industria nos quiere esconder para que sigamos consumiendo sin reflexionar ni un segundo en qué es lo que estamos comiendo o comprando, y así lograr un mundo mejor para todos los animales.

Te resulta difícil relacionarte con alguien una vez que saben que sos actriz porno y prostituta?

No me relaciono con personas a las que les pueda resultar difícil relacionarse con alguien que hace porno y ejerce la prostitución. Mis amigos y las personas con las que salgo me respetan como soy y que yo trabaje con mi sexualidad es solo una parte más de mí.

Esta exposición de tu figura pública pensas que ¿te perjudica o favorece?

La realidad es que no pienso si me perjudica o me favorece. Por supuesto que para mí hubiera sido más fácil si solo hablara de porno y escondiera el hecho de que además ejerzo la prostitución, pero no pienso en la comodidad o el estrés que algo me podría generar sino en lo que creo que es lo correcto para mí.

Maria Riot en Redes:
Twitter @RiotMaria
Tumblr mariariot.tumblr.com
Facebook facebook.com/florencianataliag

pingpong

¿Una película?
1991: The Year Punk Broke, de Dave Markey

¿Un disco?
Rebeldes, de Alex Anwandter

¿Un libro?
Teoría King Kong, de Virginie Despentes

¿Una página web?
www.dimensionvegana.com

¿Una mujer?
Mis amigas

¿Un/a político/a?
Georgina Orellano @GeorOrellano

¿Qué momento histórico te hubiese gustado presenciar?
Me hubiera gustado estar en la toma de la Iglesia de Saint Nizier en Lyon, Francia en 1976 donde más de 100 prostitutas estuvieron durante ocho días protestando por sus derechos y en los disturbios de Stonewall en 1969

¿Qué haces en tu tiempo libre?
Bailo, leo, escribo, tengo sexo, miro documentales, escucho discos, fumo con mis amigos

¿Tu lugar en el mundo?
Todavía no lo decido

¿Creés en dios?
No

unameta

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *