Crítica: LA MOMIA: Una maldición egipcia sobre la calle Corrientes.

31/1/17

Por Valeria Massimino

Basada en una versión libre de la novela La Joya de las Siete Estrellas, de Bram Stoker, el británico Jack Milner transformó el guión de La Momia en un espectáculo de humor, una obra para entretener a la familia en las vacaciones y en el Metropolitan Citi.

Los protagonistas son un abogado y narrador (Fabián Mazzei), Margaret (Romina Gaetani), bella y amada hija, Maurice, padre de Margaret (Alberto Fernández de Rosa), científico. Basil (Mariano Torre), un joven “Indiana Jones” lleno de adrenalina, (todos sus personajes se destacan); el inspector Doolan (Daniel Campomenosi), Y (Adrián Navarro) como el genial, divertido y temerario Sosra.

La Momia es una obra que se destaca por las interpretaciones de todos los actores. La historia, el guión, es simple, es una obra para divertir a toda la familia; sacándole las partes “pícaras”, podría ser una obra para niños. Esta obra fue un éxito rotundo en Londres, y llega al país con producción de Diego Feldman, y  música de Gabriel Goldman. Nos habla de una maldición egipcia: un hombre de 5 mil años regresa… en busca de un antiguo amor, y la tumba de la reina Tera serán los armazones para esta comedia: una mano con siete dedos, un anillo, una poción mágica, junto a antiguos pergaminos y maldiciones por descifrar…

Muchas veces se hicieron obras de este estilo, con la Momia como elemento central, vimos musicales, películas con súper efectos, y siempre hay algo de divertido en ver una historia de época.

Los actores van y vienen, no se detienen, el escenario arde todo el tiempo. Todos tienen su momento para lucirse, e incluso varias veces pueden hacerlo, especialmente en una obra de estas características, en donde se puede jugar, exagerar, hacer lo que se desee sobre las tablas. Todo está permitido.

Hay que destacar la actuación de Mariano Torre, que hace más de un personaje, uno principal, y los otros secundarios. Con versatilidad, talento y rapidez nos muestra tres personas totalmente distintas. Un placer verlo. Lo mismo sucede con Adrián Navarro, con un mítico personaje que debe ser un deleite a la hora de actuar.

Alberto Fernández de Rosa, también hace más de un personaje, y el público lo adora, toda la vida en la pantalla, o en el escenario, emociona a los nostálgicos espectadores. Fabían Mazzei, correcto en su personaje, cambia su voz para darle vida a un abogado especial y bien estereotipado de la época.

Romina Gaetani, es una actriz muy completa, que siempre se ha destacado en teatro, y que en esta oportunidad lleva al extremo su divertido personaje, no deja de moverse de manera espástica y emana sensualidad. Por su parte, Daniel Campomenosi, nos sorprende con dos personajes muy distintos entre sí.

La dirección es del coreógrafo Alejandro Lavallén, y eso se nota, los actores manifiestan una marcada expresión corporal, con total libertad y elasticidad se desenvuelven por cada centímetro del escenario.

La Momia es una obra que no llegó a ser la genialidad de Los 39 escalones, pero funciona, y entretiene en una noche calurosa de verano.


ELENCO
Romina Gaetani
Fabian Mazzei
Adrian Navarro
Mariano Torre
Daniel Campomenosi
Alberto Fernandez De Rosa

AUTOR: Jack Milner
DIRECCIÓN: Alejandro Lavallén
DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA: José Ponce Aragón
DISEÑO DE ILUMINACIÓN: Pablo Vaiana
DISEÑO DE VESTUARIO: Kris Martinez
MÚSICA: Gabriel Goldman
PELUCAS Y POSTIZOS: Fabian Sigona
REALIZACIÓN AUDIOVISUAL: Francisco Dalotto
MAKE UP: Elena Sapino
FX: Dolly Kent
PRÓTESIS Y LATEX: Zitart
UTILERÍA: Francisco O´Connon
FOTOGRAFÍA: Nacho Lunadei
DISEÑO GRÁFICO: Maximiliano Martin

COMUNICACIÓN DIGITAL: Alki Studio www.alkistudio.com

PRENSA: WE Prensa
PRODUCCIÓN ARTÍSTICA: Laura Eslava
PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Denise Camps
PRODUCCIÓN GENERAL: Diego Feldman

Etiquetdo con:     , ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *