Crítica: SIN NADA QUE PERDER

2/2/17

Por Hugo Duarte

Cuando veo un film en el que la primera toma es muy buena, elaborada, con una descripción perfecta de lo que me quieren contar, pienso, ¡qué buena película que voy a ver!. Y así fue.

El director David Mackenzie y el escritor Taylor Sheridan, nos sumergen en la historia de dos hermanos, Toby y Tanner Howard, que asaltan bancos, llevándose solamente el efectivo de las cajas , con un propósito concreto

Y claro que atrás de ellos hay dos policías, Marcus Hamilton y Alberto Parker, muy experimentados, que van atando de a poco cabos para tratar de resolver esos asaltos en los pueblos.

Pero esta película va más allá que la mera anécdota de asaltos y persecuciones. Es un relato muy íntimo entre dos hermanos, uno granjero, el otro que recién acaba de salir de la cárcel cumpliendo una condena y además una crítica al estado que se genera a partir de la posibilidad de poder tener un arma cada habitante. El relato se situa en Texas, EEU, lugar donde está permitido el uso particular de armas y en el desarrollo de la película vemos cuan peligroso es esta normativa.

Excelentes actuaciones de Chris Pane ( Toby Howard ) y Ben Foster ( Tanner Howard ) como los hermanos , y de Jeff Bridges ( Marcus Hamilton ) un jefe de policía que está a días de poder jubilarse con una caracterización muy elogiable de este personaje que es digno de destacar , y su ayudante latino Gil Birmingham (Alberto Parker ) amigo inseparable de su jefe.

Excelente película, altamente recomendable, con un ritmo que no decae en ningún momento, con una fotografía a cargo de Giles Nuttges que es fantástica ,capturando maravillosas imágenes del Oeste de Texas, sobre todo en los momentos íntimos del relato.

10 de 10


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *