Crítica: MANCHESTER FRENTE AL MAR

9/2/17

Por Leandro Rampoldi

Una historia simple, sin pretensiones, que va de menor a mayor hasta decantar en un producto de gran calidad. Así podría definirse a Manchester junto a mar (Manchester by the Sea), el tercer largometraje del director estadounidense Kenneth Lonergan. Sin caer en sentimentalismos baratos, el neoyorquino logra imponer es su último film un drama familiar que emociona por lo cercano y real de su argumento.

Al igual que lo hizo en Puedes contar conmigo (You Can Count On Me, 2000) y en Margaret (2011), el realizador vuelve a recurrir a la culpa y al dolor como temas centrales dentro de una de sus películas, aunque esta vez con personajes mucho más logrados. La historia busca resolver el dilema de cómo sobrellevar los duelos y las perdidas en situaciones cotidianas.

Lee Chandler (Casey Affleck) es un solitario y antisocial encargado de edificio que debe regresar a su pueblo natal luego de recibir la noticia de la muerte de hermano mayor. Además de tener que enfrentar en su regreso un pasado familiar trágico, el cual lo llevó a perder a su esposa (Michelle Williams), Lee sufre un nuevo golpe al enterarse que debe hacerse cargo de su sobrino adolecente (Lucas Hedges). Con él tendrá que reconstruir una relación oxidada y olvidada por el paso de los años.

Si bien en la película se destacan los papeles de Michelle Williams y el de Lucas Hedges, quien obtuvo el Critics’ Choice Movie Award al Mejor Intérprete Joven, el trabajo de Casey Affleck se encuentra en un nivel superlativo. Tanto es así que, la primera vez que la cámara lo toma, la mirada de su personaje resume en un solo segundo toda la angustia y el dolor de un hombre vacío y anestesiado.

Sin embargo, la empatía con el protagonista tarda en llegar. La complicidad se va dando a medida que se resuelve la historia y se conoce un poco más acerca de su pasado. Casey Affleck entendió todo al captar de forma magistral la esencia de un hombre roto en mil pedazos que, obligado por las circunstancias, debe rearmarse a sí mismo. No hay dudas de que su trabajo conforma uno de los pilares fundamentales del film.

Manchester junto al mar se estrena en Argentina el próximo 23 de febrero. El film que cuenta con seis nominaciones a los Óscar 2017 repite una fórmula ya conocida y una historia muchas veces vista. No obstante, el meticuloso trabajo realizado por Lonergan en el guión, sumado a los aciertos en la elección del reparto, hacen de la película un drama bien resuelto al que vale la pena esperar.

8 de 10



Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *