Crítica: LEGO BATMAN: LA PELÍCULA

10/2/17

Por Ezequiel Tozzi

La película animada del caballero de la noche en versión Lego solo se puede describir como Batifantástica. Llena de humor, parodias al universo DC y sátiras sobre el amplio mundo de los cómics, sabe captar la atención de grandes y chicos por igual.

Al ritmo (y constante justificación) de la frase “Soy Batman”, popularizada en 2005 por la taquillera Batman Begins, el egocéntrico superhéroe del murciélago abre su película con un show de golpes y proezas físicas de carácter sobrehumano. Siempre superado en número por los villanos, este vigilante no solo no necesita de la ayuda de nadie, sino que tampoco de su compañía, pero en la intimidad de la Baticueva, su soledad cobra nuevas dimensiones.

El fiel mayordomo Alfred y la nueva comisionada Bárbara Gordon intentan convencer a Batman de que trabajando en equipo todo podría ser más satisfactorio, pero él se niega a compartir sus aventuras y su identidad secreta, hasta que un huérfano (Robin) se cola entre ambos aspectos de su vida: el héroe narcisista y el triste millonario que no superó la muerte de sus padres.

Al igual que su predecesora La Gran Aventura Lego (2014) el filme transmite un mensaje claro para los más pequeños: todo es mejor con amigos y familia. Durante una hora y media, llena de humor, complicados planes y mucha acción, el encapotado que vive rapeando, haciendo caprichos y menospreciando a los demás (Su contraseña es “Iron Man apesta” y detesta a Superman), aprende que la unión hace la fuerza y que cada persona en nuestra vida marca una diferencia (incluso el Guasón, con quien tiene una enfermiza relación Amor/Odio).

La animación digital finge un falso “cuadro por cuadro” que le da un toque especial a la historia, (ambientada en un mundo de bloques de ladrillos lego) y se apoya en un gran reparto de voces como Will Arnett (Batman), Michael Cera (Robin), Ralph Fiennes (Alfred), Zach Galifianakis (El Guasón) y Rosario Dawson (Batichica).

Es una película ideal para que padres fanáticos de los cómics compartan con sus hijos, porque tanto las referencias a las antiguas películas de Batman, como su alocada galería de villanos (Voldemort y Sauron entre otros) los harán descostillarse de la risa.

10 de 10


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *