Crítica: LOS REGALOS

20/2/17

Por Hugo Duarte

Se presentó la obra teatral peruana Los Regalos, en el marco del Festival de Temporada Alta en Timbre 4.

Con excelentes interpretaciones de Diego Cabello, Eduardo Cardozo y Manuel De La Rocha, que nos brindan una lección de actuación y manejo del cuerpo, con música notablemente sincronizada y una iluminación impecable. Cuenta el director Fernando Castro al finalizar, que es la primera obra de esta compañía y que hace dos años la representan por Latinoamérica, y la verdad que tienen para muchos años más.

El teatro tiene su magia y esta obra puedo decir que es mágica. Es teatro físico, donde las palabras no están presentes, pero el despliegue corporal y actoral lo dicen todo. Son tres personajes: un padre y dos hijos hombres, en una casa sin mujeres. Las labores más cotidianas se vuelven verdaderas aventuras cuando preparar el desayuno, comprar ropa nueva o hacer las tareas son afrontados por un papá sin experiencia. La vida pasa, crecen, y el hermano mayor debe realizar un largo viaje, tanto el padre como el hermano menor deberán aprender a comunicarse a pesar de no tener una relación muy cercana.

Los tres personajes actúan con máscaras, y una coordinación de movimientos y despliegue escénico impecable. También hay proyección en algunos momentos del relato, que suman a esta historia universal de familia, que complementan muy bien el relato. Los regalos es una historia que conmueve hacia el final, una historia tan bella que no querés que termine… Y esos 60 minutos que dura, pasan muy rápido y nos llenan el corazón.

10 de 10


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *