Crítica: LA VIDA DE ELLA

8/4/17

Por Hugo Duarte

A partir de la combinación de danza, cine y música en vivo, es que esta obra toma cuerpo en el imaginario del espectador. Comienza con la proyección de imágenes oníricas a las que se superponen los cuerpos de dos bailarines gracias a la transparencia de la tela de proyección y la iluminación de los personajes por detrás de la pantalla. Esto nos prepara para lo que se viene, alternativamente proyección y danza.

Un gran uso de todo el espacio escénico, con una iluminación cinematográfica sectorizada, que acompaña los movimientos de la danza que entrelazan fantasías, recuerdos y pesadillas con lo cotidiano. Y seguimos la historia con otra proyección, hasta que se repliega la pantalla y nuevamente la danza.

Cada acto que estructura esta historia provoca en el espectador sensaciones diferentes, y sumado al final, construyen la historia de ella, pasando por momentos muy intensos y violentos dentro de su vida, así como momentos de alegría, la vida misma. Pero con un final que debe armar el espectador.

Aquí la propuesta de esta obra, de aproximadamente 60 minutos de duración, puede sentirse confusa, si bien se entiende el sentido de la danza, pero sucede que al combinarlos con la proyección, genera momentos “extraños”, y de difícil conexión, lo que hace que se pierda el hilo del relato.



Dirección Mariana Blutrach y Daniel Bohm
Protagonizada por Romina Pedroli ( Ella ), Federico Ottavianelli ( El ), Gustavo Lesgart ( el Otro ),
Catalina Godoy D´Orta – Alina Keselman ( Nena ) y Valentín Jarach ( Pianista ).
Premio Arte a la Producción Independiente.
Teatro El Portón de Sánchez.
Sánchez de Bustamante 1034
Sábados 21 hs


 

©Revista Meta - 2016

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *