GUILLERMO FERNÁNDEZ CELEBRÓ SUS 50 AÑOS CON EL TANGO EN EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER

13/4/17

Por Hugo Duarte
Fotos: Tatiana Duarte Mell y Hugo Duarte

En la imponente sala del Centro Cultural Kirchner, la Ballena, se ofreció el sábado 8 de abril este espectáculo. Una noche muy lluviosa, lo que en principio auguraba poca presencia en la sala de conciertos, no fue así. El lugar estaba colmado de gente lo que daba un marco muy importante a este gran cantor de tangos, Guillermo Fernández.

Fernández comenzó diciendo, ¨Cómo hacer para reunir 50 años de trayectoria en una hora y media¨, y si, es tan amplio el repertorio de este gran artista que ese tiempo era breve, pero intenso. Desplegando una voz magistral y un manejo del escenario con mucha experiencia, fue mechando relatos de su crecimiento actoral con vivencias de todos estos años junto a grandes de la música ciudadana que dijo ¨Llegué a ser gran amigo de mis ídolos¨ compartiendo noches y días con los hermanos Homero y Virgilio Espósito, entre otros.

Luego de otro tango contó la anécdota de siendo un niño su experiencia cantando para Pipo Mancera, quien luego de escucharlo hizo un comentario: ¨este pequeño niño no puede cantar estas letras¨, comentario que no le gustó al padre de Guillermo, y Guillermito interpretó que su padre se había enojado con él, lo que dio a lugar a que el nene se largara a llorar, momento en que un presente en el lugar lo alzara y consolara y le dijera que él había nacido para el tango. La persona que lo alzó era Julio Sosa


Y así entre anécdotas y mucho tango, tuvo la oportunidad de tocar junto a una gran orquesta con muchos músicos. También la posibilidad de interpretar un tango con una guitarra al hombro solito junto al público. Un show digno de un grande de la música del tango, ofreció todo su arte, con una versión de cierre de Balada para un loco memorable.

Lo acompañaron el conjunto que dirige el pianista Cristian Zarate, integrado por el contrabajista Roberto Tormo, el guitarrista César Angeleri, el baterista Joe Luis Coizani y el bandoneonista Nicolás Enrich. Como bandoneonista invitado Horacio Romo. También el ensamble de cuerdas Camerata Argentina, con la dirección de Pablo Agri. La compañía Tempo Tango bailó coreografías realizadas por su director Ignacio Gonzalez Cano.

Una noche de lujo para el mundo del tango y sus seguidores, que por la cantidad de afluencia de público, es mucho en nuestra ciudad de Buenos Aires.



Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *