Crítica: LOS VECINOS DE ARRIBA

19/4/17

Por Valeria Massimino

Llega a la calle corrientes Los Vecinos de Arriba, con Florencia Peña y Diego Peretti, acompañados por Rafael Ferro y Julieta Vallina. Una comedia que dará que hablar.

La obra de Cesc Gay, fue un éxito en España, dirigida en Argentina por Javier Daulte y con producción general de Pablo Kompel, Cesc Gay y Daniel López-Oros.

Los Vecinos de Arriba es la historia de dos matrimonios que viven en el mismo edificio y la curiosidad de unos por el otro cada vez se hace más intensa, siendo un escape para la vida que llevan. Con una semejanza a la película de Adrián Suar Dos más Dos. Toca los típicos temas que pueden perturbar a un matrimonio con cierta cantidad de años de convivencia, como el amor, el sexo, la falta de pasión, rutina y costumbre. Una comedia para divertirse por las actuaciones de los cuatro personajes, pero con el drama por debajo. La tristeza de lo cotidiano. El tema universal: lo que suele hablarse en el diván y entre amigas.

Ana, Florencia Peña, está disconforme con su vida matrimonial, y envidia a sus vecinos que parecen que la pasan mucho mejor que ella. Peña, luego de un tiempo, vuelve a las tablas y hace reír a la audiencia.

Ahora, con las redes sociales los matrimonios están entretenidos para alardear o no de su increíble amor, exagerar, mostrar fotos de lo que tienen o lo que ansían, y lo manifiestan con desesperación en las redes. Ver si el otro tiene mejor vida que uno. Pero en la obra no es necesario, solo oir lo que pasa en otras paredes ya despierta curiosidad y envidia para una pareja que está muriendo.

Diego Peretti, marido de Ana, también muestra ser el típico marido, que dejó sus sueños, pero que reprime también lo que le sucede y por supuesto hay secretos en el matrimonio. Para Peretti estar en el escenario es tan natural que siempre suma puntos su desenvoltura. Un placer verlo.

Rafael Ferro, el vecino, bombero “loco”, es la antítesis de Peretti, lo que Peña envidia. Canchero y divertido Ferro recorre el escenario. Y Vallina, hermosa mujer, esposa de Ferro, es psicóloga y relata como cambió su vida para bien… y cómo les gustaría llevar a sus vecinos por ese camino. Donde habrá propuestas “indecentes” para el matrimonio “aburrido”.

Todos están muy bien en sus roles y tienen varios momentos para lucirse. La obra da para exagerar y jugar en el escenario. El equipo creativo de la obra se completa con el diseño de escenografía de Alicia Leloutre, iluminación de Matías Sendón y vestuario de Ana Markarian. Y todo se amolda a la perfección para mostrar el interior de una departamento.

No es un guión nada extraordinario. No hay diálogos que quedarán para la posteridad. Se habla de manera simple y básica, no es una sesión de terapia. Toca un tema simple, pero complejo, por los que las parejas pueden pasar luego de un tiempo. Es una opción más en la cartelera porteña, con actores que el público quiere ver. Porque hay gente que no ve teatro under aunque sea muy bueno y mejor que el comercial.

7 de 10

De miércoles a domingo en el Metropolitan City. Entradas desde $500


Trivia
LOS VECINOS DE ARRIBA se estrenó originalmente en catalán en 2015 en Barcelona, bajo el título Els Veïns de Dalt en el Teatro Romea, convirtiéndose en el gran suceso de la temporada, agotando todas sus localidades a lo largo de 61 funciones y convirtiéndose en el récord en la historia de Teatro Romea. La versión en español se estrenó en abril de 2016 en el Teatro de La Latina en Madrid, repitiendo el suceso de público y crítica. La segunda temporada en Madrid comenzará el 26 de abril de 2017, en el Teatro Bellas Artes.

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *