ENTREVISTA CON EL ELENCO DE 0800 TERAPIA

21/4/17

Entrevistamos al elenco de 0800 Terapia, Leonardo Spina (Lic. Eduardo Ramírez), Facundo Cano (Alejandro Romero de los Prados Verdes), Agustina Raimundi (Eleonora De Gregorio), Flor Regina (Angustia Quiroz) Ivano Nardacchione (Vicente Martínez Crespo) y a su director y autor Juan Damián Benítez.

Por Rocio Florencia Duarte


¿De qué trata tu personaje?

Leonardo Spina – Mi personaje es el Licenciado Ramírez, el psicoanalista de 0800 que recibe a estos cuatro pacientes muy particulares en donde él tiene cita con uno de ellos y los otros tres le caen al consultorio. Por este motivo tiene que lidiar con las dificultades que cada uno de ellos traen y a partir de ahí se genera el espectáculo.

Facundo Cano – Es un actor narcisista egocéntrico, ama su trabajo, ama su cuerpo, ama ser él su centro de atención. Un personaje muy lindo, muy energético. Tiene mucha locura encima y lo hace muy interesante a la hora de transitarlo. Alejandro constantemente se enamora, todas las semanas tiene un novio nuevo pero está cansado de eso y a partir de eso comienza a manejar su problema con el Licenciado Ramírez.

Ivano Nardacchione – Es un adulto con la mentalidad de un niño, que viene obligado a esta sesión. Es el real paciente de las 13hs del Licenciado Ramírez. Viene obligado por la abuela, la cual lo manda a todos lados, le habla y está en escena con él todo el tiempo. Tiene un problema de doble personalidad, donde su abuela vive dentro suyo y la lleva personificada en una latita de caramelos, por eso a veces le grita le habla, se contesta solo. Y es un poco el encargado de llevar la ironía, el humor infantil a la obra y cortar con el drama que tienen los otros personajes. Fuera de q el personaje mismo Vicente tiene unos conflictos muy importantes.

Agustina Raimundi – Mi personaje es una mujer que la persigue el recuerdo de su ex marido, siente q lo ve por todos lados. Una mujer que sufrió la violencia de género. Es poco realmente lo que se menciona al respecto porque es un tema muy delicado. Pero lo que tiene que ver con su historia personal es todo lo que internamente le pasa a una mujer cuando padece algo como esto.

Flor Regina – Mi nombre es Florencia Regina, hace poco me lo cambie porque mi nombre en realidad es Florencia Pena, pero tenía muchos problemas con Florencia Peña, porque le pagaban muchas cosas que eran mías y por eso decidí después de muchos años de dedicarme a esto, cambiármelo. Angustia es mi personaje y es una maestra jardinera psicótica. Es un personaje que quiero mucho, que me dio muchísimo, porque me mostró una faceta que no tenía tan clara de cómo es la mente humana. Ella no soporta los niños, los quiere matar, es tan fuerte lo que le genera que es por eso que tiene que ir a terapia. Pero tiene sus motivos, tuvo una infancia muy difícil, un padre muy castrador y eso hace que sea como es. Tiene envidia en realidad, no soporta que ellos puedan tener una infancia feliz y agradable que ella no pudo tenerla.


¿Cómo preparaste el personaje?

Facundo Cano – Me base en un conocido que cuando lo vi me imagine que era como esa persona. Fue pensar en esa persona todo el tiempo y decir sí! va por ahí.

Ivano Nardacchione – Para armar cualquier personaje lo mejor son las personas que nos rodean, experiencias, ver cómo reaccionan a los estímulos. Este es un personaje que nunca pudo superar la doctrina de su abuela por lo que siempre fue sumiso. fue una recopilación de mucha gente que conocí. También de desde mi mismo. Mi texto es uno de los más cortos de las obra, pero si el que más intervención tiene y Juan me dio la libertad de poder cortar todo el tiempo y poder explayarme como quiero. La libertad de improvisar en escena y entrar en este humor que me planteo desde un primer momento.

Agustina Raimundi – No tuve que ver, ni leer nada para crear mi personaje; ya que lamentablemente hoy con la realidad que vivimos uno prende la tele y se encuentra con esto prácticamente todos los días. Es muy fácil identificar algunas cosas para utilizar a lo largo de la obra en mi personaje. Es fácil identificar esas cosas llevarlo a lo que es esta mujer en particular. Potenciar algunos tics físicos, tics físicos de lo que pudo haber padecido en ese maltrato.

Leonardo Spina – A lo largo de mi vida fui a psicólogos. Pero no fui a psicólogos particularmente para esta obra, pero tome referencia de cosas particulares que yo intuía que hacían ellos y lo exagere al máximo; por ejemplo a mi me da la impresión que el psicoanalista en algún punto tiene q decir algo que parece muy inteligente pero no es tanto, yo tome esta premisa dentro de otras.

Flor Regina – Siempre me gusta hacer una primera lectura y dejo sentir desde lo intuitivo hacia donde me tira. Me inspire de alguna manera en Violencia Rivas de Capusotto y María Elena de Casados con hijos, ese tipo de personajes. Me llevaba solo el texto un poco a ese lugar y me parecía que eso era lo indicado para Angustia, en el tipo de obra que es terapia.


¿Cómo fue el trabajo con el director?

Leonardo Spina – Fueron dos meses de ensayo más o menos. El director nos dio total libertad al crear nuestro personaje. Trabajamos en equipo. Yo sostengo la línea de estructura de la obra. Planteo la situación en general, en cuanto al texto tengo más estructura que los otros cuatro personajes que pueden jugar un poco más pero siempre fue un trabajo en equipo.


¿Con que personaje te sentís identificado?

Facundo Cano – En algunas cosas me sentí identificado con mi personaje, todos los personajes siempre tienen algo que nos pasan por alguna historia de vida o situaciones personales. En esta obra en particular algunas partecitas me costean y es como uf…

Flor Regina – Son problemas que están al extremo pero todos tenemos ese tipo problemas en alguna medida. Creo que ella no fue elegida, muchas veces fue callada, rechaza y eso de alguna forma a todos nos pasa en algún momento de la vida y bueno ella saca toda esa violencia que tiene encima. Ella está llena de dolor e intenta sacar ese dolor y en ese punto si la entiendo por momentos de la vida que tuve, pienso todos hemos tenido algún momento así. Y también pienso en lo que dice Meryl Streep. que hay una partícula de todos en dónde todo, podemos ser asesinos seriales, donde todos podemos ser mujer bonita. Como que si buscas siempre está la conexión . Bueno, yo trato de hacer un insights, no siguiendo uno en particular sino, un rejunte de muchas cosas.

Leonardo Spina – De mis pacientes me siento identificado quizás con Eleonora. Desde algún punto porque ella plantea una situación de amor , de no aceptación. Uno alguna vez en la vida a pasado algo así pero no tan al extremo que se muestra en 0800.


¿Cuál es tu META?

Leonardo Spina – Mi meta es llegar a algún lugar. Ser feliz, divertirme, mi respuesta será bastante cursi pero es ser feliz.

Flor Regina – Uno muchas veces dice ¿A dónde estoy yendo?. Pero lo más importante es hacer arte. No importa si es comercial, si es under, si es el off del off del off, pero si hacer y liberar parte del alma que uno tiene puesta en el escenario, que es donde uno deja todo, o es al menos lo que intento yo cada vez que subo. Eso transforma la vida propia y de aquel que nos está viendo. Es poner luz de esa forma.

Ivano Nardacchione – La constancia. Es poder mantenerme en esto de trabajar del arte, que sea algo sustentable. Que siempre se genere una nueva oportunidad tanto para conocer gente como posibilidades económicas, sociales, artísticas y siempre seguir creciendo. La gran meta de mi vida es, nunca jubilarme.

Agustina Raimundi – Mi meta seguir creciendo, nutriéndome. Me encanta tomar clases, no lo dejo nunca de hacer. Seguir creciendo y aprendiendo sobre todo.

Facundo Cano – La meta es el fluir. Estar bien, que es lo más importante porque el cómo, donde y con quien no importa. Uno aprende a adaptarse a cada situación y de ahí tiene que sacar lo mejor.

Juan Damián Benítez (Director y autor) Mi meta es seguir haciendo esto. Seguir en la docencia. Seguir estudiando toda la vida. Seguir otra carrera y otra, no me quiero estancar. Intentar siempre hacer cosas nuevas, superarme. Pelear conmigo mismo es muy interesante. Pero la gran meta es poder seguir haciendo, porque el hacer implica superarse, implica enfrentar la crisis, implica salir de una zona cómoda para uno y eso es parte de seguir viviendo y creciendo.


¿Cómo arranco 0800 terapia?

Juan Damián Benítez – La obra la escribí en el 2004 en un festival de teatro, con mis amigos vimos varias temáticas y una que nos gusto fue esta. Cada uno dijo propuestas, la escribo yo porque me gusta escribir y empecé a ver diferentes vínculos, ideas, conflictos que me llamaban la atención dramatizar y así fueron naciendo estos personajes. En 2013 al igual que en 2004 lo hice como forma de texto. Y esta vez me decidí a realizar el musical, porque me parecía que la música le daba una vuelta de tuerca bastante interesante y permitía dar más profundidad en cada conflicto.

¿Cómo fue la elección de estos personajes?

Juan Damián Benítez – A mí me gusta mucho ir viendo obras y conociendo gente. Siento que cuando veo a alguien actuar, veo algo del personaje en esa persona. A todos ya los vi trabajar en diferentes espectáculos. Los conocía y como director sabia donde direccionarlos, explotarlos o ajustarlos. Algo del personaje cada uno ya lo tiene y en equipo comenzamos a cortar, pegar, rejuntar para amasarlo y construirlos. Todos son muy divertidos, sensibles, dúctiles y como siempre digo; todos son muy buenas personas y al ser cooperativa, aparte de ser talentosos, tienen que ser buena persona para trabajar y convivir en un proyecto que no es por la plata. El trabajo y la calidad humana es importante y los elegí por eso.


¿Cómo arrancaste en este mundo del teatro?

Juan Damián Benítez – Yo arranque todo por mi abuela, era muy tímido de chico, era un chico que no hablaba, no hacía nada. Era un chico planta. Hasta que en el colegio le dieron el consejo que arranque teatro, para que me suelte un poquito, mamá acepto, y para la suerte de mamá… me solté y descubrí que me gusta escribir, armar coreografías. Soy licenciado en composición coreográfica del IUNA. Quizás como era muy joven, no me iban a llamar para dirigir obras. Así que decidí escribirlas yo. Y descubrí un mundo que me gusta y también es parte de mi. Todo nació como un juego y ese juego es mi vida.

¿Tenes proyectos en mente para lo que resta del año?

Juan Damián Benítez – Ya tengo como cinco proyectos en la cabeza. De ahí a que los haga, es otra cosa. Siempre tenes que tener mucho, y de mucho algo vas a hacer. Algo que aprendí de mi abuelo, es que uno siempre debe tener varias metas y eso es lo que a uno le impulsa para adelante, es como que tengo una y ya viene otra y tengo otra y viene otra. Eso es lo que te mantiene vivo, diría yo.



Después del estreno de la semana pasada ¿Algún cambio?

Juan Damián Benítez – Después del estreno a nivel estructura dramática está bien y me gusta como quedo. Algunas cosas técnicas para esta segunda función ajustamos, pero es entendible. Uno no ensaya un mes con luces y sonidos. Pero a nivel obra está muy sólido y eso me da mucha tranquilidad, porque ellos están jugando, saben improvisar, saben hacerlo, se siguen, se acompañan, hay mucho vinculo entre ellos y eso de afuera se nota. Se ve que la están pasando bien, se ve realmente interesante y disfrutable.


Fotos: Rocio Florencia Duarte

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *