Crítica: ONCE HIJOS

3/4/17

Por Rocio Florencia Duarte

Todos los Domingos el espacio teatral Kafka nos invita a ver “Once hijos”, una obra dirigida por Federico PonceUn padre exigente, demandante y perfeccionista nos presenta a sus once hijos desde su particular visión, describiéndolos uno por uno.

Los hijos, presentes en casi todo momento en escena, estáticos o danzando, escuchando o en silencio, aislados, y por momentos agrupados, cerca o lejos, mientras el padre enumera las virtudes y defectos de cada uno de ellos, siempre con la esperanza de encontrar la perfección en el siguiente hijo.

A medida que la obra va avanzando, el padre irá descubriendo poco a poco a sus hijos como seres únicos, inacabados, imperfectos, y va creciendo el relato como van creciendo sus hijos, allí se comienza a notar las diferencias entre cada uno de ellos pero, a su vez, las coincidencias con su padre.

El padre cada vez se angustia más por sentir que no puede tener el control sobre estos once hijos y así hará que llegue un final dudoso e inesperado ¿Un espejo de uno serán los hijos?

Once hijos es una obra basada en la carta de Franz Kafka, quien escribe a su padre sobre la relación entre ellos.
La puesta en escena es muy simple pero dinámica: una silla en medio de un cuadrado que irradia luz. Dentro de ese cuadrado, casi como encerrado en su visión, se encuentra Pablo Caramelo, con su monólogo, se luce, con su dedo que señala sin piedad. Interpreta a un padre autoritario, un padre que puede describir Freud, pero que poco a poco, nos va mostrando sus miedos y frustraciones por su relación con sus hijos. La vida misma…

Estos hijos, todos a la par, estructurados por momentos, son libres de algunos movimientos pero siempre con un base que los une. Se nota el trabajo de cada uno de ellos, las coreografías son exactas y precisas, su lenguaje es atrevés del cuerpo y transmiten al publico esta perfección, que a medida que lo vas viendo, se torna imperfecto e inentendible. Reforzando así la historia. La obra es maravillosa, e incluso sumamente divertida, se combina a la perfección la actuación, con la música, las luces que irradian, y las coreografías.


Ficha técnica 
Autoría: Franz Kafka
Versión: Federico Ponce
Traducción: Pablo Caramelo
Actúan:
Manuel Aime, Juan Pablo Antonelli, Daniel Barbarito, PatrIcIo BértolI, Pablo Caramelo, Francisco Oliveto, Manuco Firmani, Juan Pablo Maicas, Rodrigo Martinez Frau, Marcos Paterlini, Rodrigo Pedrosa, Lautaro Sosa Ruiz, Matías Tagliani
Vestuario: Belén Pellotta
Diseño de luces: Lucas Orchessi
Diseño sonoro: Gustavo Lucero
Fotografía: Victoria Nordenstahl
Diseño gráfico: Javier Luppi
Entrenamiento corporal: Veronica Litvak
Asistencia de dirección: Francisco Oliveto
Producción: Elkafka Espacio Teatral, Zoilo Garcés, Federico Ponce
Supervisión: Graciela Schuster, Rubén Szuchmacher
Coreografía: Veronica Litvak
Dirección: Federico Ponce

El Kafka Espacio Teatral: Lambarre 866
Entrada: $220. Domingos 21hs

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *