Crítica: INVENCIBLE

9/5/17

Por Arturo LeBranca

Suele pasar que la escena artística se ve envuelta por estructuras, temáticas o conflictos comunes pero disímiles según la época. Actualmente, pareciera que el despunte surge del enfrentamiento entre parejas consolidadas en una rutina desgastada por la frustración espasmódica.

Una pareja de alta posición social y cultural (Valeria Lois y Héctor Díaz) es forzada a vivir en un barrio más humilde por las problemáticas económicas del país. El gato del matrimonio vecino (Guillermina Valdés y Carlos Portaluppi) se llama Invencible, y es el responsable de ocasionar una reunión donde el choque de clases hará su gracia. El vecino es un cartero enamorado de su mujer, una recepcionista de consultorio médico, contra una pintora marxista en pareja con el receptor de una suntuosa herencia materna. El cuarteto desovillará una cantidad de diferencias, impulsará una crueldad en las conductas humanas y arremeterá contra la propia vida como un acto revulsivo. El golpe social que sufren ambas parejas es total. Las ideologías marcan nuestra forma de ser, de relacionarnos con el mundo y asumir una responsabilidad con el otro.

Daniel Veronese toma lo mejor de cada uno para estereotipar un modelo social dentro de la recreación de un fantástico ph, a cargo de Alberto Negrín. Lois tiene a su cargo una criatura intensa que desborda en grandilocuencia –siempre es una maravilla-, mientras que Héctor Díaz luce una verborragia desopilante sobre un hombre que tira la piedra y esconde la mano. Portaluppi es el típico laburante que esconde más de una pena, que vagabundea por el mundo con una simpatía desagradable. Díaz y Portaluppi explotan sus criaturas en un juego físico infantil que divierte por el tono satírico que cargan sobre ellos.

Guillermina Valdés es una pieza extraña entre el resto de los actores. Una mujer imponente con tres hijos, un marido adulador y una voz jamás oída en el seno familiar. Logra una presencia, no pasa desapercibida siendo una señora de cuarenta años de barrio que por su ornamental figura logra ser tenida en cuenta. Los momentos de vulnerabilidad son tibios, sin matices. La mutabilidad de la voz, quizás, sea una herramienta que permita evolucionar para correrse de los encasillamientos.

¿Qué tan invencible pueden ser ellos? ¿Qué tanto podemos ser nosotros? La opuesta idiosincrasia es el factor dañino que prohíbe la comunión de ideologías. El poder efímero del que nos creemos amantes para desorbitar la lucha ajena. Todos guardamos un puñado de miserias, una bolsa de pasado que sostiene cada ladrillo de nosotros mismos. Somos rivales, desiguales en condiciones y libertades. Solo eso se necesita para ser derrotado.

7 de 10


Invencible
Miércoles a domingo 20:30 | Multiteatro
Av. Corrientes 1283 | CABA | Buenos Aires
Entradas $500


Ficha técnica:
Actúan: Héctor Díaz, Valeria Lois, Carlos Portaluppi, Guillermina Valdez
Dirección y adaptación: Daniel Veronese
Autor: Torben Betts
Asistente de dirección y stage manager: Franco Battista
Diseño de escenografía: Alberto Negrín
Diseño de iluminación: Eli Sirlin
Asistente de iluminación: Sebastián Evangelista
Diseño de vestuario: Valeria Cook
Fotografía: Alejandra López
Comunicación visual: Diego Heras
Dibujos: Pablo Fernández
Realización: Willy Pérez
Puntura y finish. Coordinación: Majo Crivella. Equipo: Jésica Marucci, Giulia Foschia, Jacqueline Tola
Revestimientos: Hernán Ciro Monte
Prensa: SMW
Community manager: Luciana Jazmín Medina
Producción ejecutiva: Bárbara Rapoport
Coordinación de producción: Romina Chepe
Productores asociados: Producciones Teatrales Contemporáneas SL y Verteatro SL
Producción general: Sebastián Blutrach

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *