Crítica: “Mujeres que cocinan con huevos”

12/5/17

Por Rocio Florencia Duarte

Todos los sábados a las 20 horas, el Taller del Ángel ubicado en Mario Bravo 1239 da sala para que los espectadores pasen un momento único disfrutando  “Mujeres que cocinan con huevos” de Patricia Palmer. Una obra con humor inteligente, suspenso y un final inesperado.

Mecha, interpretada por Mariana Fraga, abre la comedia en el escenario al que luego se sumarán Silvia (Olga Mancini), Pola (Gabriela Occhipinti) y Aldana (Susy Van Der Mell). 

Este divertido cuarteto de mujeres cocina y repasa una receta mientras conversa de diferentes temas como (por supuesto) los hombres, el odio, el amor, sus maridos, la infidelidad, los deseos, el matrimonio y la muerte, temas que las llevan a recordar situaciones y disparan confesiones inesperadas de cada una ante las miradas de sorpresa del resto, a veces de asombro, e incluso de indiferencia. Las cuatro  muy bien caracterizadas, con personalidades muy marcadas y muy distintas, van aportan comentarios y frases desopilantes que constantemente arrancan carcajadas del público.

Las cuatro amigas se conocieron hace algunos años haciendo un curso de cocina, curso que fue abandonado por Mecha por estar casada con un hombre muy posesivo y celoso. Tres años después de la muerte de Ricardo, esposo de Mecha, las cuatro amigas se reúnen a cocinar juntas y Mecha está un tanto preocupada, pues al día siguiente debe ir una vez más a declarar a tribunales por el crimen de su marido que sigue sin esclarecerse. En la medida que avanza la conversación y surgen las confesiones, Silvia, Pola y Aldana comienzan a plantearse la necesidad de hacer la gran confesión a su amiga: fueron ellas quienes mataron a Ricardo y se lo contarán con lujo de detalles.

Para saber como murió Ricardo y qué pasó con su cuerpo, simplemente tenés que ir este sábado al Taller del Ángel dispuesto a reírte y sorprenderte.


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *