FERIA MASTICAR 2017 Una parada obligada para los amantes de la buena comida

17/5/17

Por Silvana Volpe

Bajo la consigna comer rico hace bien, se celebró la sexta edición de la feria Masticar en Espacio Dorrego.

Más de 150.000 personas deseosas de probar los platos de los mejores chefs de la Argentina se dieron cita el último fin de semana para degustar la comida realizada por Narda Lepes, German Martitegui, Dolli Irigoyen y Fernando Trocca entre otros.

Familias, parejas, grupos de amigos se fundieron en un abrazo gastronómico al ingresar al Dorrego donde se fusionaban los aromas a parrilla, frutos del mar, carnes y vegetales.

Toda buena comida debe ir acompañada de una buena bebida y a diferencia de otros años, hubieron muchas más opciones para beber, tragos, vinos, cerveza artesanal y bebidas sin alcohol para los más pequeños y los que manejaron hasta el lugar.

Como todos los años la metodología era la misma, cada chef o restaurante presentaba tres platos, con tres precios distintos, los valores iban de $100 a $40; se canjeaba dinero por tickets y se compraba la propuesta deseada.

Entre los platos más pedidos se encontró el ceviche de La Mar, churro de papa y eneldo con salsa de camarones de los Petersen, gulash de carne de bufalo con spaetzel de brocoli, preparado por Austria restaulant.

La parrilla también tuvo su lugar destacado, ubicado en el espacio al aire libre, el choripan de molleja tuvo gran aceptación, provoleta con morrones asados, churrasquito de cuadril en pan de campo, hizo deleitar a los amantes de la carne y las achuras argentinas.

Después de tanta comida salada era el momento de los dulces, para los más pequeños cupcakes decorados a gusto causaron furor, las tortas de Maru Botana, sfogliatella de Donato y las exquisiteces de la Compañía de chocolate, daban el toque final.

La mayor parte del público luego de comer, se dio una vuelta por el mercado y aprovechó para llevarse productos de calidad a bajo precio.

Como todas las ediciones Masticar no solo se trata de comer rico, reconocidos chef brindaron clases y charlas para todo el público presente.

Sobre todo sábado y domingo al mediodía mucha gente se acercó con sus hijos a comer y sabiendo eso, los organizadores, dispusieron varios lugares para que los niños pudieran jugar. El área multisensorial tuvo gran aceptación al igual que el clásico stand para pintar.

Para terminar, me quedó con la frase de un nene de unos 7 u 8 años que se iba feliz a su casa y gritaba a los cuatro vientos “Gracias Masticar, comimos riquísimo, hasta la próxima”.


Etiquetdo con:     , , ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *