Crítica: Republiquetas, 1816 año terrible

19/5/17

Por Ariadna Duarte Mell
Fotos: Jose Miguel Carrasco

Un escenario casi vacío, tan solo adornado por un mapa en blanco de la república argentina y sus países limítrofes y tres personajes, vestido a la usanza de la época, nos reciben al ingresar a la sala.

Comienza la función con un relato lleno de algarabía acerca de la declaración de nuestra independencia, con cantos y danzas acompañados por el teclado.

Sin embargo, tras la lectura del acta de la declaración de nuestra independencia surgen ciertas preguntas: ¿por qué tan solo firmaron la mitad (o menos) de las provincias? ¿Y por qué sin embargo hay provincias “de sobra”, pertenecientes a otros países?

Esas inquietudes dan puntapié para abandonar la historia alegre y despreocupada de la firma de nuestra independencia y entrar de lleno en un relato más realista de la historia argentina, lleno de enredos, batallas, y problemas que se ven reflejados en el escenario, tan pulcro en el principio, que cada vez más se desordena y ensucia, representando esos embrollos que la narración, muchas veces enroscada debido a lo engorroso de las situaciones, presenta.

El vestuario, muy formal en un primer momento y luego ecléctico mezclando elementos antiguos y modernos, ayuda a acercarse al momento histórico, y la iluminación acompaña los momentos de la narración. Un excelente espectáculo para aprender más de la historia de nuestro país, con fantásticas actuaciones de parte de Fernando Migueles, Roberto Monzo y Gabriel Yeannoteguy, música en vivo, mucho humor y “efectos especiales” a la argentina.

10 de 10

Sábados 21Hs. Elkafka Espacio Teatral, Lambaré 866.
RESERVAS: 4862-5439



 

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *