Crítica: UN JUDÍO COMÚN Y CORRIENTE

29/5/17

Por Hugo Duarte

Un judío común y corriente, con Gerardo Romano, dirigido por Manuela Gonzales Gil. Unipersonal interpretado por Gerardo Romano sobre una obra escrita por Charles Lewinsky con una versión en español de Lázaro Droznes. Trata sobre el conflicto que debe resolver un judío alemán cuando lo invitan desde una cátedra que dicta un profesor de Ciencias Sociales, en una escuela secundaria, y al estar sus alumnos estudiando sobre el nazismo quieren conocer a un judío. A partir de esto comienza a pasar revista a los principales argumentos que deberá esgrimir para rechazar la invitación.

De esta forma, hablando a su grabador, ilustra a la audiencia la problemática de los judíos fuera de Israel, la vida complicada que debe vivir un judío, en un país cuyo pueblo vive bajo el peso psicológico de las consecuencias del nazismo.

Con maestría y soltura Romano nos lleva a contemplar, y a veces a reflexionar, de las decisiones que debemos tomar ante situaciones cotidianas, que seguro se nos pueden presentar a lo largo del tiempo. Se nota un gran peso actoral y un gran conocimiento de los tiempos teatrales para ir dosificando la información y la intención de dramatismo en cada una de las enormes líneas que debe memorizar e interpretar, en los 80 minutos que dura esta obra. Humor y tragedia van desarrollándose en largos monólogos, con una escenografía simple a cargo de Marcelo Valiente. Biblioteca, escritorio y un sillón, simple y muy realista, acompañado de una acertada iluminación, van desplegándose momentos como si fueran más de un ámbito. La música original es de Martin Bianchedi, que siempre es un acierto.

Con un histrionismo visceral va contando historias, y por momentos con hondo dramatismo algunas vivencias que logran captar la atención del espectador y llega a conmover sensiblemente. Una obra equilibrada, entretenida y actual.

8 de 10


Chacarerean Teatre
Sabados 20 hs
Nicaragua 5565 – Palermo


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *