KARINA K: “Hablar a través de Nina Hagen, es ponerle voz a mis propias creencias”

9/6/17


Hablamos con Karina K una artista única que se encuentra presentando en el Teatro Maipo su nuevo espectáculo MAMAPUNK ANTIÓPERA (Ver nuestra reseña AQUI)


Entrevista: Valeria Massimino
Fotos: Fer Casals


¿Cómo nace la idea de MAMAPUNK? ¿Por qué la necesidad de esta obra?

Hace 6 años tomé la decisión de investigar sobre la figura de Nina Hagen, una artista de la vanguardia alemana, que me cautivó desde mi adolescencia, por ser la primer cantante en fusionar la ópera con el rock y con los más diversos estilos musicales. Hablar a través de esta magnánima artista, es ponerle voz a mis propias creencias.

¿Cómo fue el proceso creativo?

Me dediqué a profundizar en los diferentes períodos por los que atravesó en su carrera de más de cuatro décadas. Seleccioné , adapté y traduje las canciones, manteniendo fielmente el sentido de cada una. Su mensaje, ironía , sentido del humor, la denuncia política y reflexión sobre el cambio de conciencia en relación hacia el cuidado del medio ambiente, la protección de los animales y la transformación del individuo desde lo espiritual.
La conclusión es clara, la paz duradera depende de cada uno de nosotros.

¿Cómo ves el teatro en nuestro país?

Rico en propuestas, inquietudes, iniciativas que terminan exitosamente llevándose a cabo. Me inspira la autonomía y el empoderamiento de los artistas, sobre todo del teatro independiente y de autogestión, ya que no esperan las condiciones ideales, sino que se entregan de lleno a llevar a cabo pese a todo sus propios impulsos creativos.

Tener siempre algo para decir es lo que construye nuestra cultura autoreferencial.

¿Creés que el punk es más una actitud que un estilo musical o una moda?

Es todo eso, un estilo, una actitud y una moda, pero también en su origen, y lo que lo hace más interesante, es que, el surgimiento de éste movimiento, refiere a una época en que el contexto político social llevó a los jóvenes (los artífices de las épocas), a manifestarse artísticamente como una declaración de principios, y lo hicieron de un modo enérgico, auténtico e impredecible. Lo aparentemente feo, para ellos era belleza, así como en la danza Butoh que emerge en Japón después de la destrucción de Hiroshima y Nagasaki por la bomba atómica, la expresión esperpéntica de su danza, representaba el dolor que no se olvida.

A mediados de los setenta, cuando surge el movimiento punk, fue bajo el contexto de una lucha armamentista creciente, y la constante amenaza de una tercera guerra mundial y ésta vez nuclear, eso los llevó a definir su grito “contracultural” en la literal frase: “No hay futuro” y de ese grito se tiñó todo el arte que eclosionó hasta el día de hoy.
Nina Hagen declaró “El futuro es hoy” por eso su arte nunca se pareció a nada, ella era vanguardia dentro la vanguardia.

¿Tenés algún proyecto para cine?

Tengo dos propuestas para cine que se están definiendo por cuestión de tiempos.


¿Una pelìcula? Fanny y Alexander (I.Bergman, 1982).

¿Una mujer? Cynthia Manzi, mi esposa.

¿Un politico? Arturo Illia.

¿Si pudieras retroceder en el tiempo a qué hecho histórico irías? Al renacimiento.

¿Lugar ideal para vacaciones? Las termas.

¿Un programa de tv? Sex in the city (HBO 1998-2004).


¿Un musical? Cabaret (1966, Christopher Isherwood, John Kander y Fred Ebb).

¿Una banda sonora? La la land.

Mi mayor miedo es… la guerra

¿Una comida? Sushi.

¿Crees en Dios? Creo en las personas.

¿Una META? Nunca dejar de ser feliz.


 

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *