Crítica: LA SCALA DI SETA

7/7/17


La scala di seta, presentada por Buenos Aires Lírica, con música de Gioschino Rossini y texto de Giuseppe Maria Foppa


Por Ariadna Duarte Mell

Lo primero que llama la atención al ingresar al teatro es el hecho de que no es un salón de ópera. La ausencia de foso se resuelve ingeniosamente ubicado en la mitad del escenario la escenografía propiamente dicha y en la otra mitad a la orquesta, quedando ésta en el mismo plano que la escena. Se resalta este hecho con la acción de algunos personajes que interactúan con la orquesta y los músicos, acentuando el clima de ópera bufa que Rossini quiso darle a su obra. De todas formas, la acústica de la sala no acompaña, y en algunos momentos la orquesta llega a tapar las voces de los cantantes. Si bien Rossini vivió aproximadamente durante principios del 1800 la acción se ubica durante la década de 1920, como bien ilustra el vestuario, aunque está historia de amor y enredos podría existir casi en cualquier momento histórico. La escenografía nos presenta una habitación, muy bien lograda y con un gran ventanal que puede abrirse, ubicada sobre una tarima alta de modo que sobre el escenario queda otro nivel y la acción se desarrolla en ambos.

Un gran logro de la dirección escénica, que ilustra con los movimientos y acciones la música y el texto con una sincronización exquisita. Los cantantes representan muy bien a sus personajes, y logran lucir su técnica vocal. Se destaca especialmente el personaje de Germano (Luis Loaiza Isler), con una muy alta comicidad. En definitiva todos los personajes aportan al efecto general de la ópera, que no llega a arrancar carcajadas pero sí alguna que otra risa y consigue que la función sea muy disfrutable.

8 de 10


Ficha técnica
Dirección musical: Carlos David Jaimes
Puesta en escena: Cecilia Elías
Diseño de escenografía: Rodrigo González Garillo
Diseño y realización de vestuario: Julieta Harca
Diseño de iluminación: Ricardo Sicca

Reparto
Giulia: Constanza Díaz Falú
Dorvil: Sebastián Russo
Gerrmano: Luis Loaiza Isler


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *