Crítica: PASILLOS: VIAJE AL CENTRO DEL CARNAVAL

17/7/17

Por Ailín Escola

Pasillos: Viaje al centro del carnaval es una obra de teatro que no nos propone al teatro como un espectáculo lejano en el cual ver historias de otros, sino que utiliza al teatro para involucrarnos, atravesarnos desde el arte, con las problemáticas que nos traspasan día a día como ciudadanos.

Pasillos es una experiencia teatral, que nos muestra la violencia institucional que se sufre, sobre todo la parte de la sociedad más vulnerable. También exhibe, atinadamente, el manejo del sufrimiento ajeno que hace los “informativos” telenocivos. Cómo se propone al dolor como un espectáculo y algo más de dónde sacar rédito.

En una balsa van a la deriva un par de vidas que no se sabe muy bien quienes son, de donde vienen o hacia donde van. Son vidas que fueron arrancadas de la tierra. Personas a las que se les quitó la voz, para que la justicia -que parece ser un derecho de unos pocos- no rija como por ejemplo (solo para mencionar dos, porque hay muchos más) para Jorge Julio López, de quien todavía no se sabe su paradero, para Luciano Arruga, del cual siguen libres sus asesinos.

Este naufragio se interrumpe con secuencias cotidianas más concretas y dos tangueros que, con un trabajo corporal muy bueno, presentan los pequeños actos que los suceden. Con una música excelente y la elección de canciones muy acertadas. Algunos detalles técnicos, en cuanto a la conformación de las escenas, para reveer y pulir.

Todo lo demás, es pura emoción, es lo esencial de la obra, el alma, que no se deja opacar por ningún tecnicismo y que hace brotar alguna que otra lágrima entre carcajadas de lo absurdo pero lamentablemente real.


Idea y Dramaturgia: Creación colectiva De Arrugas y Juguetes.
Dirección: Josefina Basaldúa.
Asistencia de Dirección: Rocío Sarpero 
Actores: Facundo Buggiani, Nicolás Carbó, Agustín Clusellas, Carlos Nahuel Iriondo y Florencia López Petruzzi.
Música: Nicolás Salinas.
Producción y Comunicación: Ignacio Blanco.
Vestuaristas: María Luz Abal y Gimena Ruiz Díaz.
Diseño de iluminación: Alejo Fanego.
Diseño gráfico: Alexis Paredes.
Diseño de escenografía: Gimena Ruiz Díaz.
Agradecemos a: Centro Cultural Archibrazo, Joaquín Poviña, Ignacio Milazzo, Rodrigo Tigalo, David Rosso, Roberto Monzo, Elida Schinocca, Mariángeles Sanz, Antonella Placenti, Juan Carlos Carbó, Maria del Carmen Carnerero, Irene Buero y Claudio Geli, Sebastián Juncal, Gisella Misson, Ana Pasulevisius, Federico Bonacci, Adriana Iztueta, Fernanda Ceballos, Dana Marinella, Silvia Cosoli y a FAMILIARES Y AMIGOS DE LUCIANO ARRUGA.

VIERNES 21HS | EL ARCHIBRAZO, Mario Bravo 441 (CABA)
VALOR DE LA ENTRADA: A LA GORRA
RESERVAS POR ALTERNATIVA TEATRAL


 

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *