Crítica: MIEDO


17/7/17


Por Matías Casata


En una bella y cómoda sala, donde el espectador aprecia bien todo detalle, y desde cualquier ángulo, nos encontramos con unas maderas como escenografía, que más tarde serán importantes en esta historia: Miedo, que se hace notar en el Teatro Centro Cultural 25 de Mayo. Con una acertada dirección de Ana Frenkel, y co-dirección de Daniela Bragone.

En los atractivos principales están la coordinación y los movimientos perfectos en espacios reducidos, gran estado físico para Diego Velázquez y Esteban Meloni que no descansan en ningún momento, utilizando toda la superficie de la sala redonda del Teatro; y donde se cuenta la relación de dos hombres que podían ser uno y un vínculo totalmente necesario para ambos.

Los hombres en ese espacio circular generan un vínculo imprescindible, misterioso, la vida misma: la supervivencia y el amor. La obra nos invita a compartir el vértigo de lo más humano: el miedo y el coraje.

La obra está muy bien acompañada con sonidos, y las luces con la música aparecen en momentos clave para generar climas interesantes que suman de manera positiva a esta pieza. Siendo la música esencial para los sentidos. Todo está pensado de manera armónica y el espacio es perfecto para contar esta historia.

Hay poco diálogo, pero eso no quita que haya humor y que el público responda con risas. Se nota que los actores disfrutan mucho lo que están haciendo. Diego Velázquez interpreta de gran manera uno de los temas musicales, luciéndose en escena, siempre en constante movimiento.

Aplausos fuertes en el final. En pocas palabras, Miedo es una obra para compartir sensaciones y visiones, incluso una vez finalizada.


Ficha técnica
Miedo – Centro cultural 25 de mayo
Funciones: sábados, 22:30 h.
Dirección: Ana Frenkel
Codirección: Daniela Bragone
Intérpretes: Diego Velázquez y Esteban Meloni
Música: Diego Frenkel
Asistencia en dirección: Hugo Martínez
Diseño de iluminación: Paula Fraga
Diseño de vestuario: Cecilia Aliados
Realización escenográfica: Leandro Barzabal
Fotografía: Constanza Niscovolos
Producción: María José Schroeder

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *