Recap: GAME OF THRONES Temp. 7 “Eastwatch”


14/8/17


Por Fer Casals


Obviamente, contiene spoilers.


A una conveniente distancia de la batalla del episodio anterior Jaime y Bronn salen del río, colapsando en el suelo, jadeando e incluso vomitando un poco. Moralmente destrozado pero afortunado de estar vivo. Toda esa armadura y su mano prostética no pudieron hundirlo del todo.

Daenerys parece no tener ningún interés en cazar a Jaime, a pesar de que sería el prisionero más valioso imaginable, lo cual le permite volver con su hermana. Tal vez esa es la idea de Daenerys de un castigo apropiado.

Tyrion, por su parte, está de paseo por el campo de batalla con una mirada horrorizada en su rostro, aparentemente sorprendido por la cada vez más vengativa (¿y “loca” como su padre?) dama dragón 🐲  desencadenó en Westeros. Sí, está ganando la guerra, ¿Pero a que precio?

Tyrion trata de convencer a Daenerys que matar a los leales Tarly que sobrevivieron a la batalla es una mala idea, pero lamentablemente no hay una excepción a su regla de “doblar la rodilla”. “Dracarys” y listo.

Oldtown. Noticias sobre la inminente invasión de White Walkers han llegado a manos de los Maestres, pero todavía no lo creen, Sam siempre metido, se cansa de la burocracia de estos viejos en bata y decide irse mientras Gilly le leé una infoemación que nos trae de nuevo a la incógnita sobre los genes de Jon, recapitulando:

Según lo que se nos ha dicho anteriormente, Rhaegar Targaryen, el hijo del Rey Loco, secuestró a Lyanna, la hermana de Ned Stark, provocando la rebelión que derrocó a la dinastía Targaryen. Se ha rumoreado fuertemente que Rhaegar y Lyanna tuvieron un hijo bastardo juntos, ese hijo es Jon Snow.

Sin embargo, de acuerdo con las notas del septon que Gilly le está leyendo a Sam, Rhaegar anuló su matrimonio con Elia Martell y, al mismo tiempo, se casó con otra persona. Su nueva esposa debe -suponemos- haber sido Lyanna, lo que significa que su hijo Jon es un Targaryen legítimo, y por lo tanto el legítimo heredero del Trono de Hierro.

En otras palabras, Daenerys debe doblar la rodilla a Jon, y no al revés.

Sam, que sigue felizmente ignorante de este hecho, se dirige a Winterfell, diciendo que está “harto de leer acerca de los logros de hombres mejores”. Te queremos Sam.

Dragonstone. Jon también es ajeno a su linaje, aunque el hecho que Drogon se deje acariciar debería ser una pista bastante obvia. Daenerys observa esto con esa expresión de “oh, es lindo y le gustan los animales” en su rostro. La tensión sexual entre ambos es cada vez más evidente y la serie no es sutil al respecto.

Justo para cortar la onda llega Jorah Mormont, forever alone y eterno “amigo” para reanudar sus funciones como el tercero en discordia de Daenerys. Ella le da un abrazo amistoso, un saludo apropiado para un amigo leal y nada más.

Todo el mundo se congrega en la sala de mapas, donde Jon se entera del ejército de zombies que marcha sobre Eastwatch mientras Tyrion deja a un lado sus dudas sobre la cordura de Daenerys para sugerir otro plan que inevitablemente explotará en su rostro.

La idea es que Jon y un pequeño grupo de desclasados -insertar meme de Los Siete Magnificos y Suicide Squad aquí- deben ir al norte de The Wall y capturar a un no-muerto. Luego llevarlo a King’s Landing y esperar que Cersei reaccione como una persona razonable. Buena suerte con eso.

King´s Landing. En una escena algo apresurada teniendo en cuenta lo que se estaba jugando, Tyrion se encuentra furtivamente con Jaime, un hombre que se ha comprometido a cortarlo por la mitad. Mientras los hermanos Lannister intercambian miradas de desconfianza, Davos busca a Gendry, que ha estado trabajando como herrero desde que se escapó de las garras de Melisandre hace algún tiempo.

Por cierto, Gendry es ahora la imagen calcada de su padre, el rey Robert. El joven Robert. Davos es todo carisma e inteligencia y logra engañar a los guardias en su escape, el martillo de Gendry hace el resto. Davos MVP del episodio.

De vuelta en el Red Keep, una Cersei telenovelesca le informa a Jaime que está embarazada, y no tendrá ningún problema en decirlo en público porque no hay pueblo más veleta que el de Desembarco del Rey, asi que entenderán.

Cersei parece haber olvidado una cosa: la profecía de la bruja, que hasta ahora ha sido extrañamente exacta, le predijo que tendría tres hijos, no cuatro. Nos arriesgamos a predecir sin ser brujos que nunca veremos a ese bebé nacer.

Winterfell. Arya y Sansa de a poco vuelven a odiarse. Sansa piensa que la solución violenta de Arya a todo es infantil y tal vez un poco inquietante. Arya piensa que Sansa es ambiciosa, vanidosa y sólo piensa en sí misma.

Algo de razón tienen ambas, y esto es exactamente lo que Littlefinger ha estado esperando: la oportunidad de volver a los Starks unos contra otros. ¿Primer movimiento? hacer caer a Arya en su propio juego, llevándola deliberadamente a una nota que piensa que incriminará a Sansa. Arya podría ser una asesina en las sombras ahora, pero Littlefinger ha espiando gente entre las paredes de áreas mal iluminadas desde que era un niño.

Eastwatch. Tormund y su punzante ceja izquierda están decepcionados de que Jon no logró llevar a “la mujer grande” en esta misión suicida. Jon sí consigue reunir a un grupo de adorables parias para la excursión más allá del Muro: Gendry, Jorah, Sandor, Thoros y Beric.

Esperemos que Tormund y Sandor tengan suficiente tiempo para hacerse amigos con intereses en común: la muerte violenta. 💓


 

Acerca del autor /


1 comentario

  1. Anónimo

    Muy bueno y completo el resumen. Muchas gracias!

Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *