RECAP: Game Of Thrones Temp. 7 “Beyond The Wall”


21/8/17


Por Fer Casals


Obviamente, contiene spoilers.


Winterfell. Efectivamente la carta que Arya descubrió en la habitación de Littlefinger ya la hemos visto antes. Sansa la escribió bajo coacción en la primera temporada, poco antes de que Ned Stark fuese ejecutado. En ese momento, recordemos, Robb y el Maestre Luwin inmediatamente se dieron cuenta de que era la mano de Sansa, pero las palabras de la Reina (Cersei).

Arya, al parecer, no es tan inteligente como venía demostrando. Ella acusa a Sansa de ayudar a Joffrey a asesinar a su padre y, aún más sorprendentemente, lucir un bonito vestido. “Hubiese dejado que me mataran antes que traicionar a mi familia”, dice Arya, olvidando convenientemente todos esas bromas y cenas con corderos que compartió con Tywin Lannister en la segunda temporada.

Más tarde, después de enviar a Brienne, la única persona en Winterfell realmente capaz de defenderla, Sansa se escabulle en el cuarto de Arya y descubre su bolso lleno de caras humanas. Lamentablemente, la cara de Ed Sheeran no está entre ellas.

Arya aparece, y en una escena bastante campy inclusive para GoT, y le dá un monólogo largo sobre cómo ella podría cortarle la cara, robar su identidad y comenzar a usar todos sus vestidos. ¿En qué momento Arya se puso tan fuera de personaje? en algún momento de su arco en la temporada anterior, sin dudas.

Dragonstone. Daenerys sigue en negación respecto a sus sentimientos florecientes por Jon “Es demasiado pequeño para mí”, insiste Daenerys mientras Tyrion la empuja a reconocer lo obvio.

La escena hace grandes esfuerzos para resaltar el hecho de que Daenerys no puede tener hijos, ¿lo que probablemente signifique que está a punto de quedar embarazada? Preocupado por la línea de sucesión, Tyrion plantea la perspectiva de elecciones democráticas, algo que siempre termina bien, no?.

El mensaje de Gendry llega rápidamente, como TODO esta temporada, desafiando todas las reglas de espacio y tiempo. Daenerys ignora OTRO mal consejo de Tyrion y decide volar a la ayuda de Jon, aprovechando también la oportunidad para probar su nuevo abrigo de invierno.

Más allá del Muro. El Juego de Jon Snow tiene además de unos cuantos personajes sin nombre que se suman a la expedición -y serán convenientemente fáciles de matar- en la aventura ridícula más allá del Muro, un plan que consiste en:

1. Toparse con el ejército del Night King.
2. Capturar un muerto-vivo.
3. Llevarselo a Cersei, asumiendo que ella reaccionará como una persona racional.

“Las personas inteligentes no vienen aquí en busca de los muertos”, dice Tormund, el gran comic relief de este episodio:

Tormund: “He visto la forma en que ella me mira (Brianne).”
The Hound: “¿Cómo te mira? ¿Como si quisiera cortarte y comer tu hígado?
Tormund: “Ah, la conoces.”

Ahí lo tienen, señores. Encuentra una chica que te mire como si quisiera cortar tus órganos vitales.

Tormund refuerza una vez más el hecho de que esta misión suicida no tiene sentido y todos pueden morir salvo por la intervención de varios e improbables usos de una trama demasiado conveniente.

Mientras tanto, Jon apabulla a Jorah contandole acerca de ese momento en que se convirtió en el hijo sustituto del Lord Comandante Jeor Mormont después que Jorah – su hijo real – deshonró el apellido.

Jon sirvió como asistente personal de Jeor, y fue preparado para ser su sucesor. Luego salvó la vida Jeor. Entonces este le dio la espada de la familia en una muestra de su eterna gratitud. De todas las maneras posibles, Jon fue el hijo perfecto que Jorah no habría podido ser.

Y como si eso no fuera suficiente, Jon está a punto robarle a Jorah a “su” chica. Brutal.

Después un encuentro con un oso polar no-muerto. Thoros es herido de muerte y los restantes permanecen de pie sin hacer nada durante un período adecuadamente dramático.

Resulta ser que matar a un WW también desactiva al resto de no muertos, lo mismo que sucede con los droids en Star Wars Episodio I: The Phantom Menace (¿mala comparación?).

Después de haber capturado al muerto-vivo finalmente se dan cuenta que no tienen una estrategia de salida. Envían a Gendry corriendo hacia Eastwatch para pedir ayuda a Daenerys.

Cuando Daenerys llega al lago congelado, la batalla no va bien. Personas que no nos importan han perecido trágicamente en medio del ataque. Justo cuando Jon se prepara para subir a Drogon y cumplir su destino como un jinete de dragón Targaryen, se ve obligado a correr hacia el ejército de muertos vivientes.

Pero este no es el momento de Jon. Es el momento del Rey de la Noche.  Agarra una lanza de hielo y sin siquiera pestañar, logra un lanzamiento que dá a Viserion de lleno.

Daenerys huye antes de que el Rey de la Noche pueda atacar a otro dragón, dejando a Jon atrás, solo, para hacer frente a la horda de wights que se le acerca.

En otro caso de sincronización afortunada que desdibuja la línea entre conveniente y risible, Benjen Stark APARECE DE LA NADA para dar a Jon un caballo!, y después morir una muerte heroica, atando cuidadosamente un hilo de la floja trama.

De vuelta en Eastwatch, en el último momento posible, Jon emerge hacia la puerta del Muro y los brazos de Dany. La mirada de Jorah es de puro horror. Luego, Daenerys se da cuenta de las profundas heridas de puñal que llenan el torso de Jon, pero no parece demasiado sorprendida.

Finalmente, Jon se despierta para encontrar a Daenerys junto a su cama. Mientras esperan, Jon se disculpa por haber matado a su dragón con su estupidez, y se ofrece a reconocerla como su reina. Esto parece ser tanto una promesa de fidelidad como una propuesta de matrimonio implícita.

Ah!, los WW ahora tienen el un dragón muerto-vivo, de hermosos ojos celestes. Cabe preguntarse más allá del auto-hype que genera la serie si está temporada será recordada como la temporada en que GoT “jumped de shark“.


 

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *