Crónica y fotos: FIFTH HARMONY en el Luna Park


5/10/17


Por Pato Paludi


¿Quién dijo que el lunes es el peor día de la semana y que todos caminan por la calle con caras largas? El panorama en las inmediaciones del Luna Park es todo lo opuesto. Toda la energía y euforia adolescente concentrada en el mítico recinto entrega a los transeúntes un paisaje poco habitual para el primer lunes del último trimestre del año.

Las Fifth Harmony (que ahora son cuatro) se presentan nuevamente en nuestro país tras el show que habían dado en Junio del año pasado en el DirectTV Arena de Tortuguitas cuando todavía era miembro de la banda la popular Camila Cabello, ahora convertida en solista y recientemente revelada su participación en el Lollapalooza 2018 de nuestro país.

La jornada comienza a las 20 hs con el duo Miscellaneous para dar paso a la solista californiana Becky G que repasó en casi media hora varios de sus éxitos: “Todo Cambio”, “Mayores” o “Loca”, el publico enloquece y comienza con el clásico “Olé, Olé, Olé … Becky, Becky” y la joven artista se emociona hasta las lágrimas y confiesa tener un novio argentino. Más tarde Becky seria protagonista de un hecho bastante insólito que quedará como una extraña anécdota en su carrera. Pero no nos adelantemos. Después de dos buenos shows como soporte el ambiente en el Luna Park no podía ser mejor para recibir al cuarteto de hermosas cantantes.

Pasadas las 22 hs aparecen en el escenario Ally Brooke, Normani Kordei, Dinah Jane Hansen y Lauren Jauregui, Fifth Harmony se reencuentra con sus miles de fans argentinas con un recital mucho más impactante que el anterior, presentando el nuevo disco homónimo, el tercero de la banda que acaba de salir hace un mes, son diez canciones nuevas que van a interpretar en su totalidad a lo largo de la presentación. El sonido es claro e impecable sin ser afectado por los constantes gritos a todo pulmón de las seguidoras. La escenografía también es un punto alto, con una enorme plataforma y escalinata al estilo musical de Broadway con una inmensa pantalla de led que convierten al espectáculo en un atractivo show audiovisual.

Abren la noche con dos temas de su primer disco Reflection, el super hit “Worth It” y el potente “BoSS”. Con batería, guitarra y sintetizadores en vivo, todos los temas adquieren nuevas texturas, mucho más intensos que las versiones refinadas de los discos de estudio. “Sauced Up” es la tercera canción del repertorio, y la primera del nuevo disco “Fifth Harmony”.

“Reflection” llegaría para cerrar la presencia del primer disco en el setlist y abrir paso a una seguidilla de la nuevas composiciones: “Deliver”, “Messy” y finalmente “Make You Mad” que es uno de los puntos más altos de la noche. Llega el momento de dos canciones del segundo disco “7/27”, “Scared of Happy” y “Not That Kinda Girl”, este último con un estilo que recuerda a los mejores momentos de Prince, termina así la primera parte del show, las cuatro chicas abandonan el escenario y dan lugar a un jam instrumental de la guitarrista y tecladista.

Vuelven al escenario con “Angel” y “No Way”, dos elegantes baladas que anteceden a uno de los hits más recientes de la banda: “Down”. El recital viene perfecto, la respuesta de la multitud no puede ser mejor, en el campo del Luna todos bailan, cantan y gritan, no paran de gritar ni un solo segundo, es muy divertido ver la locura de todos estos jóvenes, quizás en el primer recital de sus vidas, muchos acompañados por sus padres, que también conocen los temas y los cantan.

Hasta que llega el tema “All in my head (Flex)”, durante el cual una joven de ropa deportiva y gorrita sube corriendo al escenario con una bandera argentina. Iba directo a Dinah cuando un gigante de seguridad detuvo su carrera sujetándola del brazo y sacándola a la fuerza mientras la joven intentaba explicar sus intenciones. Las cuatro Fifth Harmony no salían de su asombro y continuaban con el baile y la canción pero advirtieron que la “fan” expulsada por la fuerza era la mismísima Becky G que llevaba la bandera para tapar la calza rasgada de Dinah. Una vez en el escenario, Becky compartió unos minutos de la coreografía y se fue (¿a qué le enyesen el brazo? No creo, pero fue un papelón).

“He Like That” aumentó la efervescencia del publico que luego se transformó en melancolía con el lentazo “Don’t Say You Love Me” para volver a encenderse con el hit de 7/27 “Work From Home” que anticipaba el final. Las Fifth se despiden y se retiran, pero nadie se mueve: “Una más y no jodemos más” gritan todos y las Harmony parecen entenderlo, así que regresan por última vez para interpretar el hermoso tema “Bridges”, que está destinado a ser uno de los éxitos más interesantes del grupo y además a formar parte de toda película de Disney Channel desde ahora hasta el 2018, no mucho más. Todo es efímero, y mucho más para estas bandas de Reality Show. Pero mientras duran hacen felices a muchas personas, y un lunes de octubre en el Luna Park fui testigo de la felicidad de miles de chicos, y eso fue mejor que cualquier canción.


Fotos: Matias Moraes













Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *