Crítica: Identidades (performance para diez actores)


20/11/17


Por Guadalupe Farina


Identidades (performance para diez actores), un montaje de la Compañía Faro, dirigido por Osvaldo Peluffo se presenta, en principio, como la historia de una familia un tanto acartonada pero en apariencia “normal”: papá Santiago (Francisco Jojich), mamá Carmen (Jésica Crosa), la abuela (Marisa Srur) y tres hijos. Pero como en esta obra surgida en el marco de la escuela de formación artística La expresividad al palo nada es lo que parece, con el correr de los minutos irá aflorando una perturbadora violencia del progenitor hacia su hija más pequeña. Allí es donde comienza el enrarecimiento de la trama, porque el buen hombre da la orden de cambiar a la pequeña por otra.

Entonces aflora el miedo del resto de la familia. Cuando llega a la casa el tío, Ventura (Jorge Helber), junto a su supuesta mujer, Soledad (Ailín Escola), se deschava que todos los personajes son actores contratados por Santiago para darle la ilusión de una familia feliz. Identidades no deja de ser en ningún momento una comedia de enredos en la que no se sabe hasta casi el final quién es quién realmente.

Con personajes trabajados desde el estereotipo y el desborde gestual, la comicidad aflora muy fácilmente y la pieza no deja de ser efectiva en ningún momento. Los actores se destacan por el timming para la comedia y por la solidez que logran como grupo dado que ninguno resalta por sobre el otro. Mérito de Peluffo es que cada uno de ellos tiene momentos en los que el foco del texto se pone sobre ellos.

Una mención especial merece el diseño del espacio. El director logró que la pequeñez del escenario, en el que escenográficamente se reconstruye de forma realista un living, no afecte el desplazamiento y movilidad de los actores. Incluso utiliza las escaleras de la sala para construir interesantes extra escenas.

En definitiva, Identidades es un sugestivo juego actoral que cumple con el objetivo de divertir durante algo más que una hora a los espectadores.


Identidades (performance para diez actores) se presenta en Silencio de negras (Sáenz Peña 663-CABA).


Acerca del autor /


2 comentarios

  1. Anónimo

    Me encantó la obra, muy buena comedia y el humor ácido es bastante bueno. Y las escenas más subiditas de tono son lo más controversial y chistoso que tienen, me parecieron geniales

  2. Anónimo

    me gusto, no me parecio necesario tantas escenas de sexo

Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *