Crítica: JIM & ANDY


5/12/17


Por Fer Casals


Construido alrededor de un acceso total al material detrás de escena del rodaje de Man on the Moon (Forman, 1999) el documental muestra a Jim Carrey sumergido por completo en Andy Kaufman, el único cómico más extraño que él. Jim analizando su interpretación de Andy interpretando a Andy (así de meta) la estrella de “Taxi” y “Saturday Night Live” que se convirtió en el mayor embaucador de la comedia norteamericana. Carrey liberó el metraje de su colección personal y luego se sentó para una reveladora entrevista de ribetes filosóficos con el cineasta Chris Smith.

Pero no solo vemos a Carrey convertirse en Kaufman, imitando su acto, sus gestos y glorificando su ideología de humor, para Carrey el espectáculo en el set no terminaba cuando el director gritaba “corten!”, también lo vemos meterse en peleas cuasi reales con el luchador Jerry Lawler, que se estaba interpretando a sí mismo en una película sobre su rivalidad falsa con Kaufman. Y como si todo esto no fuese lo suficientemente confuso, vemos a Carrey canalizando al alter ego de Kaufman, el amado y odiado Tony Clifton.

El resultado es el esperable, al Carrey buscar psicoanalizar a Kaufman, termina revelando mucho acerca de sí mismo: los fantasmas del payaso triste, de complacer los sueños de los progenitores y la búsqueda tenaz por cruzar esa fina línea entre realidad y ficción, entre humor y drama, un proceso cercano a la locura.

Es encantador ver a Jim en el set, insistiendo ante el confundido Milos Forman para que lo llame Andy, y molestando a todo el crew del film con su actitud. Lo que Carrey agrega a nuestra comprensión del comediante/hombre es su empatía hacia el personaje detrás de la persona y la idea de como, o bien el actor se convierte en su creación o puede romper con eso para encontrar formas de expresión más cercanas a lo que realmente es, dejando ese “personaje” que ha creado para el consumo público.

Claramente Carrey se ha convertido en este el último. Barbudo, reflexivo y más preocupado por encontrar un rol en el “great beyond” que en el próximo blockbuster.

7.5 de 10


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *