Reseña “Pozo”


1/4/18


Por Ailín Escola
Fotos de Santiago Legón


“Lo bello del desierto es que en algún lugar esconde un pozo”, obra dirigida por George Lewis. El último trabajo, a la fecha, presentado por la Compañía Clowneros, integrada por el mismo George, Santiago Legón y Juliana Ramírez.

En la sala se presenta un pequeño despliegue de escenografía, sin grandes lujos ni excentricidades. Analía Gaguín, la escenógrafa y vestuarista, dispone del espacio y lo posiciona el living dónde se situará Clotilde. En el también presenta algunos fuera de escena, que como los realiza con semitransparencias logra dar espacio al juego con las luces a posteriori. Con lo que darán el gran acierto de la obra: el diseño de luces, que luego, en un delirio de la protagonista, lo llevan a su máximo lucimiento.

En el medio de la escenografía, en un abultado sillón se hunde el personaje de Juliana Ramírez. Esta clown con aspecto de señora adentrada en años es “una mujer de la casa”. Pasa el tiempo allí con su planta, su gato, sus recetas y los chismes que pueda llegar a crear en su soledad.

La obra si bien está bien planteada parecería que le falta algo, pero igual funciona. Está plagada de gags, que salen bien y tienen efecto con el público, pero sin embargo con eso no alcanza. El problema, a mi entender, radica en el conflicto y el mensaje de la obra. No tiene un conflicto bien marcado. Son una sucesión de hechos que van atravesando al personaje y sin embargo no la modifican. Que la obra esté planteada desde el clown quizá también refuerza la dilución de algún mensaje, si es que lo hay.

Pozo es una obra, que si bien se pierde en el relato mismo y no transmite demasiado, pueden rescatarse otras cosas, ya que tiene buenos tiempos, gran manejo del público, y sobre todo, amor en su realización.


Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *