Björk “Vulnicura”


22/1/15


Por Fer Casals


Cada nuevo álbum de la islandesa es una pequeña hendija que se abre para dejarnos ver el mundo -y su mundo- desde el punto de vista de una artista de inclasificable sensibilidad. Vulnicura es Björk llegando a los 50 años en su modo más vulnerable y maduro. El disco narra la ruptura de su matrimonio de tres años con el también artista y padre de su hijo Matthew Barney.

El diario personal que Björk comparte está lleno de intimidades, dolor y devastación emocional. Sobre perturbadores sintetizadores, beats y cuerdas canta detalles de la lucha por mantener su familia unida, el rechazo y los pactos rotos. La fuerza de su voz nunca se escuchó tan poderosa y a la vez sombría. En Biophila su disco anterior el núcleo era mirar al mundo de manera macro, aquí las metáforas son naturales pero en ruina, rocas, arenas movedizas y la oscuridad nocturna.

En la épica “Black Lake” la destrucción lo cubre todo, es un réquiem para una relación amorosa. Hacia el final del disco Björk parece retomar control sobre sí misma, “cuando estoy completa estoy quebrada” canta, dejando claro que el sentimiento de tener todo es muy parecido al de no tener nada.

9 de 10


Etiquetdo con:     ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *