BAFICI 2015: Victoria, la nueva comedia argentina y un poco de gore

Por Fer Casals

Victoria (Sebastian Schipper)

victoria-2015-sebastian-schipper-06

El “gimmick” funciona. “Victoria” sucede en un plano secuencia que dura la totalidad del film, 2 horas, 20 minutos. En tiempo real, sin CGI ni truco de cámara. Síntoma de la importancia que se le dio a esta manera de encarar la narración es que el primer crédito que aparece al finalizar el film es el de la DP (Sturla Brandth Grovlen). La historia es directa, una serie de malas decisiones llevan a la anti-heroína que da titulo a la película a seguir a un grupo de adorables delincuentes a través de la madrugada berlinesa. La primera hora del film es demasiado larga, prepara el terreno hacia lo que vendrá y busca la empatía con los personajes para que luego nos importe lo que les suceda. En el tercer acto (no spoilers) la acción toma el control y la cámara cobra sentido, ahí es cuando la filmación “guerrilla” transmite la urgencia que la historia necesita. Un triunfo de la logística.

7 de 10

Noche De Perros (Nacho Sesma)

951da2de1ee3e2347cb309ac225a8b37431b5bb8

“Bromance” al estilo porteño. La película de Nacho Sesma está llena de buenas intenciones, hay una búsqueda por emular al primer Apatow y la “nueva comedia norteamericána” pero no llega ni al nivel de “Dude, where is my car?”.  Hay un poco de “pareja despareja” y un humor sitcom que no siempre funciona. El film no pretende mucho más que el entretenimiento pasatista que logra sólo por momentos. Enzo (Facundo Cardosi) resulta un joven proto Francella.

5 de 10

Eat (Jimmy Weber)

eat22

Novella McClure es una actriz sin éxito en Hollywood, en sus treintas y con un nombre pasado de moda, desarrolla un hábito por comer carne…la propia. ¿Podrá esconder esta condición de su amiga psicótica Candice y su entrometida casera? ¿Será la relación con un psiquiatra su salvación? Filmada con un estilo colorido y pop pero que no escapa al gore, por momentos el film se toma demasiado en serio y es ahí cuando pierde el tono que había construido en forma y espacio. Weber (Incubator, 2011) es un director para seguirle los pasos.

6 de 10

En el fondo es un film de terror clase B con escenas gore y un tono tragicómico. En la perdición se encuentra esta mujer de unos treinta y pico que no logra triunfar como actríz. Sin darse cuenta comenzará a comerse a sí misma, harta de ser descartada por el mundo de Hollywood. Es tan bella que se come a si misma… Y si nadie la quiere se comerá su propio corazón.  –Valeria Massimino

7 de 10

Starry Eyes (Kevin Kölsch y Dennis Widmyer)

maxresdefault

 

Un poco de Lynch y Polanski mezclado con un ambiente satánico típico de las películas saturadas de los setentas hacen de “Starry Eyes” separarse del resto de los films de terror actuales. Hay ambición y hay gore en la historia de una actriz dispuesta a todo por ser una estrella. Su viaje descendente tendrá un final horriblemente feliz. Párrafo aparte merece la fantástica banda sonora que recuerda a lo mejor de Carpenter.

7 de 10

Alexandra Essoe, interpreta a una joven que quiere llegar a la cima, al éxito, ser una actriz reconocida  ¿Ha vendido su alma?, como alguna vez sucedió en el bebé de Rosemary… Hasta el título es bueno y creativo en este film de terror. Con otra actriz no hubiera resultado tan bien esta película. –Valeria Massimino

9 de 10

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *