Cornelia Schmidt-Liermann “En política si uno realmente quiere hacer, puede”

Cornelia Schmidt-Liermann es Diputada Nacional del PRO, de descendientes alemanes, está comprometida con el cambio que propone su partido. Ingeniosa y dinámica. Hablamos con ella en su despacho del Anexo de Congreso de la Nación minutos antes de dirigirse a la Comisión de Juicio Político.

Entrevista: Valeria Massimino

Fotos: Fer Casals

¿Cómo te iniciaste en la política?

Me inicié casi por casualidad, si bien siempre tuve una predisposición por el servicio público, trabajé como abogada en el hogar de niños “María Luisa” y luego como asesora de Gerardo Ingaramo que fue un Legislador de la Ciudad, que me ofreció ser asesora en temas de justicia y me nombró Directora de la Comisión de Justicia. Lamentablemente falleció, y cuando fallece yo quise abandonarlo todo. Soy abogada, tenía mis clientes y no vivía de esto, pero desde un espacio que está en el PRO – Compromiso para el Cambio-  me pidieron que me quedara y tratara de trabajar en temas de justicia. Cuando llegaron las elecciones del 2011, Federico Pinedo me ofrece formar parte de la lista, primero pensé que no iba a llegar porque era un puesto muy lejano y por las casualidades de la vida quedé como primera mujer, algo que me enteré 48 horas antes del cierre de listas. Cuando me lo dijeron dije “what?”, pedí dos horas para pensarlo. Me acuerdo que fui a tomar un cafecito a la confitería del Congreso y desde ahí miraba el Congreso de la Nación y pensé que a Gerardo le hubiese encantado estar en mi lugar, y me dije que si tenía esta oportunidad -yo que siempre fui muy crítica de la política- iba a ver como es realmente estar del otro lado y asumir esa responsabilidad, tratando de ayudar a la gente. Por supuesto lo hable con mi familia…

¿Ellos te apoyaron?

Sí, mi hija en ese entonces tenía 17 años, primero lo vió con un poco de resquemor pero ahora está feliz por la decisión.

Sos descendiente de alemanes, estudiaste en el Goethe, hablás alemán ¿Existe una ética de trabajo alemana? la misma que los ayudo a recuperarse de la guerra, para ser aplicada a nuestro país. Son tan ordenados…

¡Y metódicos! no sé si hay una ética, sí hay una disciplina y una sistematización de trabajo y respeto por el trabajo. Eso mis padres me lo inculcaron. Asumir con responsabilidad lo que uno decida hacer, tanto en al ámbito público como privado, y así lo tomé en la política. Por eso creo que en la política si uno realmente quiere hacer, puede hacer muchísimo, aunque sea tratando de buscar consensos que es muy costoso y que lleva su tiempo. Otra cosa que aprendí es que hay personas con la cuales conectarse y comunicarse en todos los partidos, en todos los partidos se encuentra “gente como la gente” y en todos los partidos también encontrás gente que no…

Es un cambio de mentalidad, tal vez no somos así nosotros culturalmente para aplicar algo metódico…

Sí, y el consenso que es muy alemán, por la historia alemana de tanto enfrentamiento, lo que a mí también me inculcaron es tratar de buscar lo bueno en la otra persona.

Parece lógico…

Si, es lógico, quizás a veces incluso empezar al revés, vos fijate que la ley sobre bullying, fue un proyecto que me acercaron chicos que lo habían sufrido..

¿De qué edades?

Son chicos que ahora tienen unos 20, 21 años, y cuando me presentaron el proyecto era muy bueno en su contenido pero le faltaba la parte formal, y era demasiado ambicioso, era lo máximo posible. Se establecían penalidades, pero lo fuimos hablando con todos, incluso con el Frente Para La Victoria, y pudimos mechar cosas de nuestra ley en la ley que finalmente salió. Por ejemplo algo que ellos me pedían, capacitación a maestros y un 0800 adonde los que sufran bullying puedan llamar.

page

Escribiste un libro sobre periodismo ¿Cómo ves la relación entre los políticos y los medios?

La situación no cambió desde que escribí ese libro, me refiero a que faltan conferencias de prensa, se perdió la costumbre de sentarse con  el entrevistado y que haya pregunta/respuesta.  Para mí una real democratización de la información, es que un político relevante se siente con un grupo de medios diferentes y les brinde a todos la misma información, y se de la repregunta. Ya no se ve eso.

Y cuando ves que van a programas como Intratables y Showmatch…

El político para buscar reconocimiento utiliza  esas herramientas de marketing.

¿Son efectivas?

Yo creo que sí, pero me encantaría que eso se complemente con contenido. Por ejemplo en Showmatch, se lo conoce al político, quizás se lo muestra en una faceta más humana. Mauricio estaba relajado cuando fue. Estaba con la mujer, me gustó. Además Tinelli es muy hábil, sería muy buen entrevistador. Si hubiera debates presidenciales o conferencias de prensa, quizás ese estigma que alguna gente tiene con el PRO como neoliberal, se podrían dar cuenta que no es así, podrían ver cómo trabaja Mauricio, que va a las provincias y se sienta con la gente. Se dan cuenta que hay mucho más de lo que se ve. La sociedad argentina hoy está pasando por situaciones muy graves, y la gente, cuando la visitamos, nos dice que está cansada.

Trabajaste con Reutemann ¿Lo quisieras ver de vice de Macri?

Personalmente me gustaría Gabriela Michetti, es una referente de nuestro partido muy importante. Sino fuese ella, cualquiera que elija Mauricio, con el cual se sienta cómodo, y que represente federalismo y apertura, puede ser Lole, Ernesto Sanz…

 ¿A qué mujer admirás en política?

Respeto mucho y admiro a Ángela Merkel, por la responsabilidad que tiene. Si hoy en día vos querés hacer algo en la Unión Europea sabés que primero tenés que pasar por Berlín y hablar con Ángela o su gente.  Lo que me gusta mucho de ella es que es muy tranquila, escucha mucho, tiene muy buen contacto con la juventud y nunca perdió sus raíces. Tiene que tomar decisiones y las toma, tal es así que tuvo que renunciar una de sus amigas, la Ministra de Educación, por un plagio en uno de sus trabajos doctorales, y ella misma le pidió que se vaya, esa concepción me parece muy importante. Y en nuestro país la quiero mucho a Norma Morandini, para mi Norma representa tener memoria histórica y buscar reconciliarnos entre nosotros.

Sobre el tema desnutrición, veo que trabajaste en un proyecto…

Sí, me impactó mucho el pequeño Néstor, un niño QOM que murió de desnutrición. Yo pensé alguien lo va a ayudar, pero la ayuda llegó tarde y falleció. Entonces hablando con organizaciones que trabajan en el tema, estamos haciendo un mapa de desnutrición infantil, estableciendo donde están los focos más álgidos y qué necesidades tienen. Y ver también que otras ONGs pueden ayudar a esas necesidades que no siempre es comida, también es agua potable que es alimento. Otras veces tiene que ver con que los agentes sanitarios que tienen que recorrer los pueblos e identificar casos concretos y estar capacitados para hacerlo. Todo eso va acompañado de una declaración de principios para que todos los candidatos la firmen y que diga que realmente se van a comprometer a luchar en contra de la desnutrición infantil, y eso viene de la mano de un proyecto de ley que se llama “Del Buen Samaritano”, que establece un poco las cadenas de responsabilidad cuando alguien quiere ayudar a otro, y que a veces limita a que alguien  ayude. Por ejemplo, alguien necesita leche en polvo en Jujuy, yo tengo, pero que vence en dos meses, y se la mando. Una vez que llega puede ser que la usen a los tres meses, y que alguien decida tirarme la responsabilidad a mí, pero ahí la ley dice: “hasta aquí llegó mi responsabilidad”, ayudaste en algo pero de las consecuencias no te podes hacer cargo.

Otra cosa importante es la capacitación obligatoria y permanente de los agentes sanitarios y en especial para los pueblos originarios, que haya agentes que sean de esos pueblos porque le da mucha más confianza al QOM al Wichi, que una persona hable su propia lengua, porque muchas veces hay una brecha cultural y eso se traduce en desconfianza.

Contanos sobre la Ley de Delitos Viales.

Este es un tema fundamental, muchas veces reclamamos seguridad y la seguridad que tenemos en nuestras manos, como manejar correctamente muchas veces no la respetamos. Debido a las últimas picadas que hubo donde murió gente, considero que es muy importante que las personas sepan que cuando uno viola el máximo de velocidad en un tercio, y comete un accidente, eso se convierte en un agravante y puede resultar que no sea excarcelable.

¿Y  sobre “Aprender Practicando”?

Eso me gusta muchísimo, lo venimos trabajando con jóvenes, la unión de empresarios jóvenes, sindicatos y colegios.  Lo que buscamos es que los chicos “nini” (ni trabajan ni estudian) pasen a ser “sisi”, que si trabajen y si estudien. Existe un método de capacitación dual como en las escuelas técnicas, que les dan en el último año del secundario la opción de hacer una práctica rentada en un oficio, que puede ser carpintería, plomería, florería, cosmetología, periodismo. Como una pasantía paga, se les paga un 10% del sueldo mínimo de ese rubro, la mitad la empresa y la mitad el municipio, bajo la lógica de lo que se llama discriminación positiva que es ver que necesidades hay en el municipio y si el chico tiene interés en capacitarse en esa necesidad.

page

¿Cuáles son tus aspiraciones políticas?

Me encantaría renovar la banca, si el partido me quiere y le sirvo, donde me necesiten allí estaré. Muchas más aspiraciones que esa no tengo, más allá de querer que la Argentina y los argentinos estemos mejor, en eso voy a seguir luchando.

Doce años de kirchnerismo ¿Hay algo que les reconozca como positivo?

Muchas cosas, la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología me pareció una decisión política muy importante, la posibilidad que vuelvan los científicos del extranjero para trabajar en la Argentina es muy valiosa. Otra cosa que le reconozco al gobierno es la lucha por Malvinas me parece muy significativa como política exterior. Y la Asignación Universal por Hijo es muy importante, justamente trabajando en desnutrición infantil muchas ONGs me dicen que con esa asignación las familias ahora tienen el  dinero para comprar lo mínimo de comida, antes no tenían ni eso, por eso cuando nosotros decimos que la asignación se va a mantener, se va a mantener.

¿En Alemania hay AUH?

Si, se dan por hijo, es decir, como allá la gente tiene pocos hijos, cuanto más hijos tengas más te dan.

¿Qué diferencia hay entre PRO y ECO?

La diferencia es que el PRO tiene como candidato seguro a presidente a Mauricio Macri, en ECO no sabes quién es todavía. La otra gran diferencia es la gestión real, el PRO ha logrado poner en práctica muchas de las cosas que ECO pregona, creo que nosotros hemos gestionado y asumido responsabilidades

¿E ideológicamente?

Creo que podríamos estar en el mismo espacio, yo considero que el PRO no es de derecha ni de izquierda, es de centro. Creo que ese debate izquierda/derecha ya está superado. Nuestro espacio es muy amplio, lo vemos en el bloque de diputados, donde tenés gente más conservadora y gente más liberal. Creo que la mayor diferencia con ECO es la práctica, nosotros estuvimos a cargo de la ciudad y ECO no.

¿Qué es lo que más y menos te gusta de la Ciudad de Buenos Aires?

Es una ciudad bellísima, me encanta, el porteño es muy interesante, es complicado, justamente esa complejidad es lo maravilloso que tiene y eso hace fascinante vivir aquí. Tenés una oferta cultural única, la arquitectura… Lo que no me gusta, el ruido, la contaminación auditiva.

El tránsito es caótico y con el Metrobus parece no alcanzar, ¿qué más se puede hacer?

Tiene que ver con concientizar a la gente sobre el medio ambiente, que no utilice el auto para todo, tenemos que cambiar la mentalidad, de a poco estamos lográndolo con las bicisendas, además la ciudad recibe el doble de habitantes desde el conurbano por eso es tan importante mejorar  el transporte público.

pingpong

¿Qué diario lees?

La Nación, en papel, los domingos, y on line el resto de la semana junto a Clarín. El Cronista y La Política On Line.

¿Una película?

Recientemente vi “Manos Milagrosas”, me gustó mucho, es la historia real de un cirujano que fue el primero en separar a dos siameses unidos por la cabeza.  Un clásico, “Mi bella dama” y “Una mente brillante”. Una Alemana, “Cerezo en Flor”.

¿Si pudieses retroceder en el tiempo, qué hecho histórico visitarías?

La Argentina en la Revolución de Mayo, para ver el rol de la mujer, porque creo que fue más importante de lo que se cree.

Untitled-1

¿Donde vivís?

Béccar.

¿Un lugar para vacacionar?

El campo o el mar.

¿Crees en Dios?

Creo mucho en Dios, la sociedad está rara en ese aspecto, por eso me gusta trabajar en temas sobre violencia. Creo que la sociedad se aleja de los valores, el respeto por los ancianos y eso me preocupa. Yo me hice católica de grande, a los 21 me bauticé. Voy a la iglesia cada dos semanas, y tengo un sentimiento humanista de ponerme en el lugar del otro. Mi padre no era de ninguna religión y era una de las personas más cristianas que haya visto. Veo gente que se dice cristiana y son hipócritas y veo gente sin religión que son muy amables con el otro.

_DSC7092

Martes 12 de mayo. Comisión de Juicio Político.

Cornelia Schmidt-Liermann Web

Facebook

Twitter

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *