Mujer y Libertad, Creaciones del Alma por la Paz

El 26 de mayo se realizó el encuentro “Mujer y Libertad, Creaciones del Alma por la Paz” que tuvo lugar en Salón Dorado de la Legislatura Porteña.

El evento fue organizado en el marco del día internacional de las Mujeres por la Paz, contó con emotivas palabras de amor y mensajes de paz.  También se realizó un desfile en homenaje a Hilda Morejón  – madre de la neurocirujana cubana Hilda Molina – personalidad destacada de los Derechos Humanos en la Ciudad de Buenos Aires– y a Donato Delego; en el cual se exhibieron los diseños de la Sra. Morejón.

_DSC8518

_DSC8480

Hilda Molina y la Diputada Cornelia Schmidt-Liermann

El homenaje fue organizado por la Diputada Nacional Cornelia Schmidt Liermann, la Directora de Relaciones Internacionales y Cooperación de la legislatura porteña, Carolina Barone, la señora Hilda Molina, la señora Flavia Delego – hija de Donato Delego – directora de la escuela de Moda, Pía Molina diseñadora de indumentaria, y la legisladora Alejandra Caballero.

El salón repleto, ya sin butacas libres, para acompañar a Hilda Molina en este momento de pura emoción: ver con vida los diseños de su madre luego de tanta lucha e historias vividas, que, por cierto, ya hicieron historia. Hilda, una mujer sensible, con emocionados ojos, contó un poco el camino que recorrió hasta lograrlo, y cada palabra fue una poesía brotando desde el alma.

 “Cuando me preguntan quién es mi ídolo, yo respondo que mi madre lo es, ella fue una mujer y artista comprometida con la vida, que creaba con el alma.  Fue una mujer que sufrió mucho pero nunca la vi vencida, solo la vi luchando constantemente contra la adversidad. Yo sé que desde el cielo está viendo esto” Hilda Molina.

_DSC8420

Carolina Barone

_DSC8460

“La verdadera belleza es la del alma. Mi madre nunca dejó diseñar ni de coser. En terapia intensiva, mientras agonizaba, hizo su último diseño”  Hilda Molina.

_DSC8599

_DSC8615

“No es solo un desfile, es un testimonio de vida, expresado en un desfile, donde la fe, el amor, la vocación de servicio, los valores, el arte comprometido y la lucha hasta el último suspiro, son los protagonistas” Hilda Molina.

_DSC8625

Fabiana Araujo condujo el desfile

hildahilda2hilda3hilda4hilda5

Hilda Morejón nació en Ciego de Ávila, el 12 de enero de 1919, y desde joven se dedicó a la costura y el diseño de modas. Con la expropiación de bienes ordenada por el régimen comunista de Fidel Castro, terminó con la casa de modas y el proyecto de las hermanas Morejón, que parecía que iba a desaparecer junto a sus sueños. Cuando en 1994 su hija neurocirujana rompió con el régimen cubano, ambas lucharon para expresar sus ideas y defender sus derechos ciudadanos. Morejón emigró de Cuba por gestiones humanitarias realizadas por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, el Vaticano y la presidencia argentina ante el gobierno de Raúl Castro, en el 2008. Estuvo en estado de gravedad tras su llegada a Buenos Aires, pero sobrevivió y pudo compartir los últimos cinco años de su vida junto a su nieto, el doctor Roberto Quiñones, y dos bisnietos. Llegó a Argentina pesando 29 kilos y postrada en una silla de ruedas. Pero en ocho meses aumentó de peso y pudo moverse sin ayuda. Finalmente fallece a los 94 años. Sus restos fueron velados y sepultados en Buenos Aires. Cumpliendo su última voluntad, cuando Cuba sea un país democrático, uno de sus descendientes incinerará los restos y llevará sus cenizas a Cuba para esparcirlas en un sembrado de jazmines cubanos.

Texto: Valeria Massimino

Fotos: Fer Casals

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *