He aquí el hombre, conflictos acólitos

Una propuesta de comedia dramática que explora la delgada línea de cordura al cruzar los límites de la amistad y el compañerismo laboral.

Con cierta libertad de mezclar lo absurdo con la tragedia, el autor Gustavo Lista crea un relato que nos invita a pensar en los vínculos humanos en un ámbito de trabajo, mutando del humor hacia el drama con dinámica y manteniendo al espectador en incesante atención.
Los actores realizan un muy buen trabajo donde se destaca por lo virtuoso en la construcción de dos personajes totalmente distantes, el introvertido del grupo y la mujer del jefe del personal, Santiago Vicchi. El empleado en ascenso lo personifica de manera histriónica, Santiago Caamaño, quien ha sabido brindarle una justa cuota de intensidad y vulnerabilidad a su papel. Gino Andrea Calcagno, entre el humor y la ternura se conduce de manera acertada por el difuso límite de realidad y ficción en que vive su personaje. La iluminación recorta y crea el clima inapelable, como también la ínfima escenografía de un escritorio, y algunas sillas.
El melodrama pergeñado por el autor resulta lozano y muy bien dirigido por Carolina Solari quien supo mantener en equilibrio un texto que domina el humor, con pasajes de absurdo total, pero también con escenas para pensar y emocionar al espectador. –Cristian A. Domínguez

 

Dramaturgia: Gustavo Lista

Director: Carolina Solari

Actúan: Santiago Caamaño, Gino Calcagno, Roberto Romano, Santiago Vicchi

Vestuario: Pupi Carmona

Escenografía: Pupi Carmona

Música original: Gonzalo Pastrana

Función: Viernes 21hs

Teatro El Duende – Araoz 1469

 

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *