FABIAN FORTE: “El videoclub fue mi primera escuela de cine”

Además de un cinéfilo empedernido Fabián Forte es uno de los directores que más se han destacado en el panorama del cine industrial argentino. Su última película es “Socios por Accidente 2” la secuela del éxito del año pasado. Dialogamos con él sobre su carrera, el estado de la industria y sus influencias.

¿Es verdad que -como Quentin Tarantino- trabajaste en un videoclub?

Es verdad. Desde los 13 hasta los 19 años. Empecé golpeando puertas en videoclubes para que me regalen los posters de las películas que ya habían pasado de moda. Y me quedaba horas recomendando películas a los clientes del video. Es así que iban llevándose seis películas cada uno, hablo en la época furor del video club, allá por los ochentas. El dueño se dio cuenta que yo era bueno para su economía y me ofreció trabajar alli, fijamente por las tardes. Y duré ocho años en distintos videos. Para mí no solo fué un aprendizaje de atención al cliente sino también un intensivo en visionado de películas. Vi gran cantidad de películas. Fue mi primera escuela de cine.

 ¿Cuál fue el momento es que decidiste ser cineasta? ¿Recordás alguna anécdota de esa época?

Terminando el secundario me di cuenta que lo mío era el cine. Realmente el cine devoró mi vida desde pequeño. Con ansiedad veía películas y con ansiedad estudié cine. A los 19 años realicé mi primer cortometraje llamado “Destino”, realizado entre amigos tras haber cursado un introductorio en la ENERC. Pero luego estudié cine en una escuela privada. Mi primer corto lo hice con una Panasonic 9000, terminado en Super VHS, obviamente editado analógicamente, sin ningún programa de edición hogareño de computadora. Ahora que no existe más el formato SVHS, es casi un dinosaurio para algunos chicos que hoy estudian cine… ¿No parece una buena anécdota?.

¿Puede ser taquillero el cine de género en nuestro pais? Por ejemplo el cine de terror…

Claro que puede ser taquillero. Hoy día, sobre todo este año, hay diversas películas argentinas taquilleras. No es lo habitual, incluso de 140 películas (no es un número exacto) que se hacen nacionales al año, de ficcion y documental, solo 15 llevan una media de gente fuerte. Incluso me animo a decir que de esas 15 solo 5 son  “tanques nacionales”.

Con el cine de terror la única película que llevó más de 90 mil personas fue Sudor Frío (de los hermanos Bogliano) pero tenía banca de la TV atrás y en otros medios fuertes. Como sucede en general: si tenés banca y promo en la TV, que suele pasar cuando es un producto que produce la TV o bien con actores mediáticos, ahí se suma un distribuidor fuerte, y la película se estrena en salas con una buena apuesta en copias. Esto quiere decir que se estrena en muchas salas.

El cine de terror aun está empezando a crecer tras haber estado 20 años sin estrenos nacionales de género terror. Hay muchos autores especializados en terror, y ya se han realizado en estos últimos años buenas peliculas que no han tenido un acompañamiento de publicidad digno por lo cual tuvieron poco público. Así que es cuestión de seguir haciendo películas de terror, apostando a ellas, y pronto vendra el éxito. Talento sobra. Lo que no sobra es la banca de publicidad. También el público debe aprender a disfrutar del cine de terror local, tenerle confianza. Hablando globalmente, el cine argentino está logrando de a poco lograr la confianza y el interés de la gente.

¿Creés que hay una manera “argentina” de filmar? ¿Un estilo reconocible argentino?

Hablando del cine argentino de estos años…Creo que el estilo en nuestro pais en la mayoría de los proyectos lo marca el sistema de producción, el presupuesto y los tiempos de rodaje.  Hay que resolver historias dentro de nuestro sistema de producción. Y ahi está la creatividad del director de turno, que hace uso de su habilidad para contar la narración dentro de los minutos que corren, el dinero, y otros factores-  Teniendo en cuenta esto, es posible que se desarrolle dentro de esas reglas, un estilo.   Pero el estilo está fuertemente marcado por ese contexto.  Igualmente creo que la limitación genera creatividad.

Luego de  Mala Carne/Carnal, Celo y La Corporación ¿Cómo fue la experiencia de co-dirigir un film como Malditos Sean! y Socios por accidente?

Es fundamental que al iniciar un trabajo en co-dirección, lo hagas con un colega/amigo con quién compartas no solo la pasión por el proyecto y el amor, sino también una ideología de realización similar, y un buen trato para con el otro. Si estas en la misma frecuencia, la experiencia es genial. Como me ha pasado con Demian Rugna al realizar Malditos sean! o con Nicanor Loreti con Socios 1 y 2.

¿Cómo fue la decisión de optar por José María Listorti y Pedro Alfonso?

En el caso de José María, él ya venía con el proyecto. El proyecto era Socios por accidente, protagonizada por Jose Maria Listorti.  Los productores le ofrecieron a Nicanor dirigir el proyecto, y Nicanor me ofreció co dirigir con él la película. Leí el guión y me pareció un desafío interesante.  Luego se sumó Pedro, recomendado por José, y la producción quiso que él sea el co-protagonista.  A Pedro no lo conocíamos, Ni Nica ni yo sabiamos quién era.  Luego lo descubrimos mirando videos en internet.  Tenemos poca cultura televisiva actual.

¿Cómo fue trabajar la secuela de Socios Por Accidente sin que el reencuentro entre estos dos personajes resulte forzado?

Fue muy grato realizar la secuela. Una experiencia distinta, hacer una segunda parte de una pelicula exitosa, y sabiendo de movida que la secuela apostaba a más. Ya había fecha de estreno antes de estar realizada la película, como también distribuidor, más exigencias nuestras como realizadores más de producción. Todo un desafío, del cual pudimos disfrutar.

Al leer el guión no sentimos que el encuentro entre los personajes principales fuese forzado. Nos pareció un guión superior en humor y en aventura, y qué además sucede dentro de un contexto de humor en donde muchas cosas ilógicas también suceden.

 ¿Cuáles son los directores que notás como influencia cuando ves tus peliculas?

Concretamente al planificar esta película tuvimos referencias estéticas como los Coen en algunas ideas de puesta de cámara y lentes como también analizamos la puesta de Soderbergh y como aprovecha los planos en cuanto a cantidad, economía de recursos. Nos gusta el humor de algunas películas argentas, la frescura y la vitalidad de los actores nacionales, y nos pareció piola recuperar un poco ese humor de los capocómicos que marcaron el cine años atrás. José María incluso en su humor tiene resabios de ellos, el timmming y el estilo. Puedo sumar otros referentes como también el cine de Zucker Abrahams, sus gags visuales.

Luego, quitando Socios, el resto de mis películas fantásticas están influenciadas por el cine de los ochenta de terror, Carpenter por ejemplo. También la literatura fantastica me influencia. Soy fan de los libros de ciencia fucción, Bradbury, Sturgeon, Lem, Orwell, Dick.

Sos baterista de SANCUERNO, contanos algo acerca de la banda…

Sancuerno es una banda que se creó hace cuatro años aproximadamente. El cantante es Alejandro Jorge, un amigo que me conoce de adolescente, casualmente era cliente del video club en donde empecé a trabajar de chico y allí nos conocimos.  Desde esa época siempre coqueteamos con el rock. Tuvimos diversas bandas en dónde yo tocaba la guitarra, pero desde hace años que estudio batería.  Esta banda SANCUERNO está conformada por Diego Rosselli a quién conocí laburando en cine Alejandro Jorge y se incluye una vocalista mujer llamada Vero Shneck. El estilo es muy ochentoso, nos gusta Charly, Virus, Soda, y también tenemos referentes extranjeros como B52, The cure, The Strokes. La música me encanta y es un lugar de juego para mi. Me llena de energía y es un mundo del que aprendo mucho. Pero el cine, como dije antes, no puedo cambiarlo por nada.



¿Una película?
Volver al futuro. (Back to the Future, 1985)

¿Qué super héroe quisieras ser?
Flash.

¿A qué pelicula le cambiarias el final?
A La guerra de los Mundos. (War of the Worlds, 2005)
Dejaría que el final fluya siniestro y oscuro como lo fué todo su metraje.
El final que tiene es, a mi gusto, demasiado “happy ending”.

¿Una fobia?
La oscuridad.

¿Un soundtrack?
Te doy tres:
Pulp Fiction, el disco completo.
La música de Alan Silvestri de Forrest Gump.
Danny Elfman la música de Beetlejuice o Batman.

¿Un comienzo de pelicula?
El comienzo de Up. (2009)
El comienzo de Scream. (1996)
El comienzo de La serpiente y el arcoiris. (The Serpent and the rainbow, 1988)
El comienzo de Hijos del hombre. (Children of men, 2006)

¿Un Disco?
“The Game” de Queen.

¿Una mujer?

Mi mujer….Y Scarlett Johansson.

¿Un programa de la TV Argentina?
Mentira la verdad. (Canal Encuentro)
Y de ficción: Vientos de agua y Okupas.

¿Qué está sobrevalorado?
El fútbol.

¿ A quién admirás?
A quienes luchan por un ideal y a favor de la paz.
A Daisaku Ikeda.

¿Creés en Dios?
Creo en el budismo de Nichiren Daishonin, en la superación personal, en la iluminación y la parte oscura que todos tenemos.

unametaaaaa

Poder contar buenas historias como realizador de cine, acompañado de una familia unida y llena de amor.

Entrevista: Fer Casals y Valeria Massimino

©Revista Meta - 2016

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *