LOS CUATRO FANTÁSTICOS

El filme dirigido por Josh Trank tuvo un debut poco fantástico y fue el foco de las duras críticas de los medios y el público en general. Con un estreno plagado por controversias y polémicas, se convirtió en la película moderna de superhéroes peor valorada.

Como muchos fanáticos, fui a verla al cine bajo la influencia de sus pésimas reseñas, pero para mi alivio no fue tan terrible. Sin embargo, ¿a eso aspira la película? Si lo mejor que podemos decir de ella es que no fue tan mala, entonces el filme perdió completamente su finalidad.

El principal problema de la cinta es que, a diferencia de sus antecesoras, toma muchos elementos del Universo Ultimate de Marvel, que marcan un nuevo origen y justifican una nueva versión de los héroes en la que Sue Storm es adoptada y Johnny Storm es negro, aunque este cambio polémico parece ser simplemente un capricho del director porque no explora para nada la relación entre los hermanos.

page

Durante la primera mitad se explora el inicio de los héroes con una buena dinámica, pero al momento en que obtienen sus poderes la historia toma un giro abrupto que no logra encuadrar con estos supuestos nuevos héroes que se la pasan deprimidos, separados y conflictuados.

El villano tampoco se queda atrás y su diseño risible y ridículo le quita mucho impacto a los crueles actos que lleva a cabo. En definitiva, es una película que a pesar de los dichos de Trank, no solo no arriesga nada para ser original, sino que es un festival de ideas a medias, oportunidades desperdiciadas y carece de la suficiente acción como para entretener a la audiencia. -Ezequiel Tozzi

4 de 10

Etiquetdo con:     ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *