EL PRINCIPITO

Director
Mark Osborne
Guión
Irena Brignull (Novela: Antoine de Saint-Exupery)
Música
Richard Harvey, Hans Zimmer
Productora
Onyx Films / Orange Studio / M6 Films

Una película animada distinta, sensible sin ser forzada, gracias a la obra maestra de Saint-Exupery.

Luego de mudarse, la pequeña niña conocerá a su nuevo vecino, un excéntrico aviador que le introducirá el mágico mundo de “El principito”, y de ese modo la ayudará a mirar la vida de otra manera. Mientras que su madre le organiza la vida que tiene que llevar.

Es una historia dentro de otra historia. Para los fragmentos que reconstruyen la historia original del libro se utilizó “stop motion”, algo que da vida a cada página del libro, muy acertado el uso de esa técnica. El filme de Mark Osborne es una obra respetuosa, que traslada el legado para las nuevas generaciones. Una película lejos del estilo de Hollywood, y eso es muy bueno.

Una aventura que lleva a recordar la esencia de cada ser humano para no olvidar lo que solían ser, antes de todo, antes de corromper el alma infantil. Mark Osborne logró el gran desafío de plasmar en pantalla grande el libro que Saint Exupery publicó en 1943.

Hay que destacar también la música de Hans Zimmer y Richard Harvey, delicadas notas, con un toque de melancolía, lo justo y necesario.

Esta película deja de lado algunos pasajes importantes del libro, y no profundiza sobre algunos temas que si toca la película, pero un Principito, estrellas, planetas, un zorro, un rey, una rosa única, un aviador… siguen vivos por siempre.

Sin cronogramarlo hay que ir al cine y ver de otra manera, no solo el film. – Valeria Massimino.

9 de 10

LP_DESERT_RGB_5K

Desde su publicación en los cuarentas la novela gráfica de Saint-Exupery fue un clásico instantáneo. La historia del aviador caído que conoce al pequeño monarca que vive en un asteroide enamorado de una rosa ha sido universalmente amada. Extraña y alegórica siempre fue un material de cuidado a la hora de llevarlo a la pantalla y al teatro, esta versión animada busca ser la definitiva. ¿Lo logra? en gran medida, si.

El gran acierto del film es quien lo produce, si este material hubiese caído en manos de Pixar o Dreamworks el tono y diseño hubiesen sido muy distintos, y los chistes (tanto visuales como de guión) hubiesen plagado el film. También las referencias a la cultura pop. Nada de eso hay en El Principito, y no se extraña.

Aquí Mark Osbourne (Kung Fu Panda) dirige casi de forma independiente el film, junto con un grupo de animadores Candienses y dinero de productores franceses. El resultado es tán respetuoso con el espíritu del libro que no sorprende que los herederos de Saint-Exupery hayan aprobado el rodaje.

La historia se cuenta dos veces, una a través de las páginas desordenadas del libro que la pequeña protagonista va armando, y a medida que lo hace va destruyendo la vida que su madre organizó para ella, y luego cuando esa fantasía cobra vida en su mente y le sirve para entender el significado mayor que tiene la historia y cerrar así su recorrido, paradojicamente, creciendo.

La animación es fantástica y se acompaña con segmentos en stop-motion de una belleza que sólo la mano del hombre puede realizar. El film no abandona el tono melancólico nunca. A los padres les puede servir para introducir a los niños a la lectura de un libro que -en un mundo cada vez más cínico- se mantiene relevante, vital y mágico como mirar un cielo estrellado. – Fer Casals.

8 de 10

“El libro era especial en mi vida. Mi mujer me lo regaló hace 25 años cuando estábamos en la universidad. Ella solía citarlo a menudo y cuando leí un ejemplar por fin lo entendí todo. Soy muy consciente del poder del libro y de que se convierte en parte de tu vida, por eso al principio dije que no al proyecto”.
“Estaba muy preocupado porque la familia me diese su bendición. Los visité hace dos años para enseñarles el proyecto y ellos me aplaudieron y me dieron su apoyo total. Fue un momento emocionante que me hizo echarme a llorar” Mark Osborne.

Acerca del autor /