Crítica: LOS 8 MÁS ODIADOS

Nuevamente un Western de la mano de Quentin Tarantino, más que nunca encasillado en este género. La película está dividida en diferentes capítulos como ya nos tiene acostumbrado el director, pero realmente se divide en dos partes, las cuales son escenarios típicos del género.

El primer plano del film es una excelente presentación, ya que tenemos una hermosa secuencia, con profundidad de campo, donde nos muestra los créditos, la música de la mano del eterno Ennio Morricone va tomando protagonismo y un carro movido por caballos va entrando en escena a lo lejos.

Primero, la diligencia, remitiéndonos al gran clásico de John Ford, la cual va sumando pasajeros en su camino, que vamos conociendo a través de sus diferentes historias. Entre ellos, los cazarrecompensas, Teniente Marquis Warren (Samuel L. Jackson) y John “The Hangman” Ruth (Kurt Russel), su prisionera Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh); estos tres con una interpretación sobresaliente, y el futuro sheriff de un pueblo cercano, Chris Mannix (Walton Goggins).

El dramatismo se mantiene impecablemente en casi una hora de película. La segunda parte es en un refugio, del que no se puede salir debido a una fuerte tormenta. Aquí, se encuentran a la espera los maleantes, que tienen como objetivo liberar a la extravagante Daisy Domergue, el cual se mantiene oculto hasta el fin de la película. Entre ellos se destaca un excepcional Tim Roth.

En esta secuencia el nivel de dramatismo aumenta de menor a mayor, y la violencia también. El escenario y la trama recuerda a los clásicos westerns como “Río Bravo” (Howard Hawks) o sus remakes “El Dorado” (por el mismo Howard Hawks) y “Asalto al distrito 13” (John Carpenter).

Con casi tres horas de film, un Tarantino intacto nos mantiene con una tensión en aumento, con un excelente guión y personajes; una vez más no nos ha decepcionado. –Mauro Busquet

8 de 10

Un realizador al tope de sus capacidades, seguro y confiado del material creado y con la espalda suficiente para sostener un historia así, tomando todo el tiempo requerido, bajo sus términos y con su estilo. Un amante de los géneros que deja de lado los tropos propios del western y usa los suyos. La película más tarantinesca de Tarantino. Pensado como parte de un cuerpo de trabajo y no “una película más en la filmografía de…”.

Una vez más, como en “Bastardos sin gloria” y “Django sin cadenas” Tarantino juega al historiador “what if?”: Bastardos era una fantasía de venganza al Holocausto; Django era un cuento igual de vengativo sobre la liberación de un esclavo justo antes de la guerra civil; ahora nos situamos en los años siguientes a esa guerra, en “Los 8 más odiados” Tarantino imagina cómo norte y sur, el hombre negro y el hombre blanco, podrían reconciliarse. Y al igual que sus predecesoras, la respuesta no es complaciente, la estructura es elaborada pacientemente y el resultado final es irremediablemente violento.

Por si no queda claro, la estrella del film es su director, Tarantino es un narrador magistral e hizo un film sobre cuentos e historias, reales o ficticias, en donde sus 8 odiados hacen lo mismo que él, pintan imágenes. La marca de Tarantino resalta en cada fotograma bellamente filmado en 70mm -que logra divisarse en el grano de la versión digital- en la dirección de actores, en el trágicamente gracioso guión, y en un elenco extravagante, que una vez más resulta infalible. El director vuelve a mostrar la destreza narrativa y lúdica de “Perros de la calle” pero esta vez conduce la acción para que, tanto los personajes como la audiencia se pregunten sobre la verdad y la justicia.

Los 8 más odiados” no es una película sobre el pasado de EEUU, sino más bien sobre su presente y la imagen final que presenta es la de un futuro tan oscuro como incierto. Tarantino te lleva otra vez en un viaje salvaje y enormemente entretenido, de la mano de sus obsesiones, sin corrección política y donde la violencia pende como espada de Damocles sobre las cabezas de todos y todas, lo que algunos consideran su genio y otros su falta de moral. –Fer Casals

10 de 10

Tres horas que no se sienten. “Los 8 más odiados” es una película muy violenta, fiel a su estilo, Tarantino se supera a sí mismo. Lo que los fans esperaban.

Al comienzo los paisajes llenan la pantalla grande, filmada en 70mm, un deleite visual. Puro Western. Doble mérito del director que escribe y dirige esta nueva película que comienza pocos años después de la Guerra de Secesión, en donde se ve que una diligencia avanza a toda velocidad por el nevado paisaje de Wyoming.

Los pasajeros, el cazarrecompensas John Ruth (Kurt Russell) y su fugitiva Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh), intentan llegar rápidamente al pueblo de Red Rock, donde Ruth entregará a Domergue a la justicia. Por el camino, se encuentran con dos desconocidos: el mayor Marquis Warren (Samuel L. Jackson), un antiguo soldado de la Unión convertido en cazarrecompensas de mala reputación, y Chris Mannix (Walton Goggins), un renegado sureño que afirma ser el nuevo sheriff del pueblo.

Cuando llegan se refugian en la Mercería de Minnie, una parada para diligencias de un puerto de montaña y se topan con cuatro rostros desconocidos: Bob (Demian Bichir), que se encuentra allí refugiado junto con Oswaldo Mobray (Tim Roth), verdugo de Red Rock, el vaquero Joe Gage (Michael Madsen) y el general confederado Sanford Smithers (Bruce Dern).

Puertas adentro podría ser una obra de teatro increíble, con mucha sangre. Hay escenas memorables con grandes diálogos, y mucho humor, gags, ironías e indirectas sobre el pasado, presente y futuro. La violencia extrema es la protagonista, muy buen manejo del suspenso durante tres horas. Resulta un poco molesto cuando golpean y maltratan (una y otra vez) a Jennifer Jason Leigh, (una actriz que perturba en escena, personalmente no me gustaba verla en ese papel…)

Sobresaliente actuación de Samuel L Jackson, también un placer ver a Kurt Russell, Tim Roth y Channing Tatum que se lucen en sus increíbles personajes (cualquier actor mataría por esos papeles) – Valeria Massimino.

8 de 10

Lo que deslumbra: Una historia extrema que atrapa por tres horas y no cansa. Y la bella fotografía en 70mm.
Lo que perturba: Jennifer Jason Leigh.

DVD:

TITULO ORIGINAL: THE HATEFUL HEIGHT
FORMATO: DVD
GENERO: ACCION
AÑO: 2016
IDIOMA: INGLES – ESPAÑOL
SUBTITULOS: ESPAÑOL
DURACION: 167 min

EXTRAS:
ELENCO
MAKING OF
DISEÑOS DE ARTE
DISEÑOS DE VESTUARIO
ENTREVISTA A TARANTINO
FILMAR EN 70 mm

Etiquetdo con:     , ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *