LOVE

Por Mauro Busquet

Gaspar Noé se anima a más, a seguir rompiendo las reglas y estructuras, a renovar el lenguaje, a filmar sexo explícito y transmitir sentimientos, como dice Murphy, cineasta y protagonista de la película.

Autorreferencial y autoconsciente, cruda como la nueva ola de los Lars Von Trier, Haneke, Cronenberg. Estos artistas nos proponen algo nuevo, que nos mueva, nos precipite, no estemos cómodos en el cine, que la película nos cambie, nos despierte algo que tenemos dormidos; como expone el maestro Jodorowsky

Noé lo consigue una vez más, como en sus films anteriores, Carne, Sólo contra todos, Irreversible, o su obra maestra Enter the Void, no somos los mismos cuando dejamos la sala. Este es el verdadero cine.

65239097_507363

Fiel a su estilo, con cortes de cámara constantes, finamente realizados, colores y planos únicos que se complementan con una banda sonora excepcional, en la cual se destacan Pink Floyd y John Frusciante, que nos sumergen en un universo aparte.

¿La película es pornográfica? Escenas de sexo explícito, de más de 5 o 10 minutos; penetración, eyaculación en primer plano. Es pornografía. Pero no, logra crear algo nuevo, la evolución de la misma; transmite algo mucho más profundo: sentimientos y emociones. Gracias a Noé y a los que se atreven a renovar el lenguaje constantemente, para que no nos quedemos dormidos.

9 de 10

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *