LA NIÑA DE LOS TACONES AMARILLOS

BELLEZA NORTEÑA

La construcción de un hotel y spa en un pequeño pueblo (Tumbayá) de Jujuy es el telón de fondo de esta historia sobre el despertar sexual y los deseos de volar hacia otros destinos de la protagonista.

Escrita y dirigida por Luján Loioco, “La niña de los tacones amarillos” pone en primer plano varias problemáticas que enfrentan los adolescentes desclasados del interior del país en cuanto a las oportunidades de un futuro promisorio. Isabel (Mercedes Burgos) tiene 14 o 15 años y sus intereses son los de cualquier chica de esa edad, los ídolos musicales y hablar de chicos con su mejor amiga.

La-Niña-de-Tacones-Amarillos_espejo-2

Esa cotidianidad se ve alterada por uno de los trabajadores llegados al pueblo para construir el hotel. Una infatuación primaria, seguida del deseo y finalmente la pérdida de la inocencia conducirá a Isabel a caer en un espiral descendente de sumisión. Y su belleza será un arma de doble filo ante una sociedad machista que la inculpa primero y la expulsa después.

Filmada con un estilo narrativo propio, Loioco demuestra un pulso cinematográfico y una sensibilidad en el tratamiento de sus personajes que pone al filme en un lugar distinto en la cartelera nacional. En este sentido la secuencia final resulta inolvidable. –Fer Casals

8.5 de 10

Acerca del autor /


1 comentario

Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *