Té verde: mucho más que un “tecito”

Por Hernán Repetto -Sommelier de Té-

Te-verdeChina es la Tierra del nacimiento del Té. Si bien hay infinidad de variedades de Té Verde (se presume unas 2 mil tan solo en aquel país), ésta mítica planta, la Camellia Sinensis, fue transportada a todos los rincones de la Tierra. Desembarcando primero en Japón (un gran bebedor de Té Verde) en Siglo VI, para luego pasar a Europa en el S. XVII y América en el XVIII. 

La planta puede tardar cinco años en producir Té pero durante treinta persigue anualmente una cosecha y luego de este tiempo con una poda del tronco, los nuevos brotes van a permitir que la planta reinicie su proceso de producción.

El Verde es la forma más antigua de Té. Su principal diferencia con el Té Negro o el Oolong (Té Azul), es que el Verde ni se marchita ni se deja oxidar, con lo cual su promedio de teína es levemente inferior. Podemos agregar que una taza de Té Verde contiene el 50% de teína que una de Té Negro (el que a su vez contiene la mitad de teína que una taza de café).

Pero… ¿Qué es la Teína? Es un componente aminoácido presente en el Té capaz de producir una sensación de relajación. La Teína en conjunto con el ácido glutamínico (uno de los aminoácidos más importantes y abundantes del cuerpo), resulta una ayuda permanente para el intercambio de energía entre los tejidos. Es también fundamental para el crecimiento celular.

Gracias a todo lo antedicho, el Té Verde es un gran aliado para el sistema inmunológico, el hígado, riñón y el intestino.

¿Sabías estos 3 beneficios del Té Verde?
  1. Detiene la acumulación de grasa en el hígado ya que la ingesta diaria de té verde bloquea la cantidad de grasa que se acumula en él.

  2. Favorece la digestión por su elevado contenido en Catequinas, unas sustancias que aumentan la actividad de la pepsina, (una enzima digestiva que ayuda a descomponer las proteínas en el estómago).

  3. Oculta la halitosis. El Té Verde inhibe la producción de compuestos volátiles de azufre, que son los principales causantes del mal aliento, y además, mejora la salud de las encías.

¿Cómo preparado correctamente?

Te recomiendo infusionarlo de 1 a 2 minutos y entre 70/80 grados (ya que a mayor temperatura se destruye la Vitamina C). Es también exquisito frío (en su versión Iced Tea), con jugos de frutas, flores o “Blendeado” con especias.

El Té Verde es un elixir que debe ser apreciado como tal ¡Y a disfrutar!

Cocktail: Osaka

Te dejamos este trago exclusivamente hecho para Teabet  ¿Probar uno? sencillamente imposible, así que esta noche pedíselo al barman. 

Receta:
Vodka 60 ml o 2 onzas.
Licor maraschino 30 ml o 1 onza (si no se consigue suplantar por licor de cereza).
Blend SAKURA de Teabet 60 ml o 2 onzas.
Cerezas en almíbar 3 (decoración)
Un golpecito de almíbar de cereza, (si usas licor de cereza no es necesario)
Hielo para refrescar el cocktail.

Preparación:
Preparar la infusión de Té “SAKURA” de Teabet, dejar enfriar. 
Mezclar los ingredientes en un vaso de composición (excepto la cereza para decorar), con hielo incluido, mezclar contando hasta 10, colar la mezcla en una copa cocktail o Martini, (previamente refrescada). Decorar con las tres cerezas… 

Blend 23·SAKURA: (Té Verde Sencha (Japón) ·cereza salvaje· pétalos de flor de cerezo)

facebook.com/teabet

infusiones-teabet.com


030616_8

Etiquetdo con:     ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *