BATMAN VS. SUPERMAN: EL ORIGEN DE LA JUSTICIA

24/3/2016

DE DIOSES, METAHUMANOS Y HOMBRES

Técnicamente la secuela de “Man of Steel” (2013) pero con Batman, nada menos. El esperado enfrentamiento entre los dos personajes más icónicos de las historietas finalmente llegó de la mano de Zack Snyder (con Chris TerrioDavid S. Goyer en el guión) quienes en una maniobra audaz toman la mayor crítica que tuvo “Man of Steel”: la destrucción parcial de Metrópolis y que las muertes “civiles” sucedan sin consecuencias, para desde ese lugar construir el punto de partida de la historia: (y algo que veremos también en unos meses en Capitán América: Civil War) la responsabilidad social del superhéroe y la posición por encima de la ley que suele asumir.

Otra idea interesante del filme es el paralelo entre un metahumano y un Dios y lo que eso genera en el inconsciente colectivo, algo que la película nunca profundiza (tal vez para no caer en terrenos *Morrisonianos) y todo queda en un par de metáforas heavy-handed por el guión.

Ahondar en la trama sería entrar en terreno de spoilers, pero podemos señalar algunas cosas sin arruinar la historia:

*Ben Affleck es un Batman distinto a los anteriores, malhumorado, circunspecto y con su charme apagado. Ni Keaton, ni Bale. Lo más parecido en cine a The Dark Knight Returns de Frank Miller. Igual haters gonna hate.

*Todo el material promocional giró en torno al enfrentamiento ¿El resultado valió la pena? Si.  La pelea es exactamente lo que se esperaba ver. Pero… cuando pelean no los hacen porque tengan diferentes ideologías, sino simplemente porque una serie de eventos desafortunados (algunos tirados de los pelos al estilo Nolan) los ponen en esa situación.

*La música y el sonido son otro personaje en el filme. El soundtrack le sirve a Snyder para subrayar absolutamente todo y es tan intrusivo como espectacular. Los sonidos en la película son estruendosos, las explosiones, disparos etc. se sienten en el pecho.

*Las escenas de acción son muy buenas (las peleas) y muy confusas (las persecuciones de autos).

*La energía de la cual se alimenta uno de los personajes parece dibujada por Jim Lee o Greg Capullo

*Nos quedamos con ganas de más Alfred Pennyworth (Jeremy Irons) y Diana Prince.

*Queda claro que Snyder es un fantástico artista visual y un pésimo narrador. Bien en claro.

*Si, el de la foto es Chris Pine.

*La introducción al resto de la Liga de la Justicia resulta algo anticlimática. ¿Una especie de versión DC de las secuencias post-títulos de Marvel?

*Hay un sólo chiste en todo el metraje (y funciona) para que les quede claro a todos que esto no es Marvel.

*Jesse Eisenberg es un Lex Luthor que luce como un chico jugando entre hombres, y su actuación queda casi fuera de tono con el resto de la película, una performance que es el equivalente al 11 del parlante de Spinal Tap. Entre Jim Carrey (Riddler) y Heath Ledger (Joker). Un Luthor más arrogante que inteligente, al cual los guionistas por momentos reducen a un malcriado que sólo parece buscar matar a Superman porque ve a Dios o a su padre en él. 

*Por el contrario Gal Gadot como Wonder Woman parece el casting perfecto y su presencia derrocha carisma e ilumina el contexto “grim and gritty” y por eso ella también parece quedar fuera de tono con el resto del film.

Batman vs. Superman es el choque que siempre soñamos ver en la pantalla grande, pero “Batman vs. Superman El Origen de la Justicia” resultó no ser la película que soñamos. Un Batman diferente, el mismo Snyder de siempre (con todo lo que eso implica) en otra película-evento de superhéroes que cae en la trampa de querer complacer a fanáticos y recién llegados por igual. –Fer Casals

7.5 de 10

*Grant Morrison: wikipedia.org/Grant_Morrison

Movie

Etiquetdo con:     , ,

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *