Crítica: LOVE (Primera Temporada)

28/3/16

LOST ANGELES

Dos almas perdidas en L.A., Mickey y Gus (Gillian Jacobs y Paul Rust) son el núcleo de la nueva serie de Judd Apatow, frustrante al principio, pero finalmente gratificante. Una rom-com, con el rom y el com corridos de lugar. Dramedia incómoda LOVE profundiza tanto los defectos que los productos de Apatow tienen en general como sus virtudes. Y tiene en Paul Rust -que también co-escribe- la interpretación ideal.

1916681_856449474465010_1275383409118556192_n

LOVE fue creado por el matrimonio de la vida real entre Lesley Arfin y Rust, y esa dinámica de contrapuntos se nota. Al principio, Mickey y Gus están en el medio de relaciones que se desintegran: Mickey con un loser borracho fuera de su liga y Gus con una chica que lo deja de forma abrupta al mismo tiempo que lo justifica diciendo que su personalidad de buen tipo es falsa.

No es demasiado difícil determinar en los primeros episodios, que Mickey es demasiado dependiente de sustancias que alteran su carácter adictivo a todo y que Gus es patológicamente miedoso de tomar riesgos.

Después de un enfrentamiento con su ex, Gus lanza su colección de DVDs de un auto en movimiento, una ruptura emocional que limpia simbólicamente la memoria de todas las películas que compró y vió con su novia. LOVE está llena de pequeños momentos inteligentes y chistes de la cultura popular que ayudan a pavimentar el recorrido por la historia.

Pero para que la serie enganche los espectadores tendrán que comprar a estos personajes, lo cual es un reto ya que Arfin, Rust, y Apatow no los hacen agradables. Gus es el tipo debilucho que mezcla a Michael Cera con Woody Allen y Mickey está directamente peleada con el mundo al que termina vomitando todo su veneno. En verdad, en la serie todos los personajes son un cliché, el nerd amoroso, la manic pixie dream girl, la amiga positiva, el amigo negro que da consejos, etc. Pero los guionistas usan esos clichés para subvertir algunas tramas como lo hizo -más exageradamente- “They Came Together” (2014).

LOVE no es para todos los públicos, es una serie con un tono y humor que va directamente a un lugar donde el retrato de ciertas manías y actitudes en cuanto a las relaciones de pareja, funcionan sólo a través de la identificación. –Fer Casals

8.5 de 10

12804653_848107091965915_3133036900716407797_n

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *