Crítica: LONDRES BAJO FUEGO

16/4/16

Por Cecilia Tedesco

Es la secuela de “Ataque a la Casa Blanca” (2013). Los personajes principales son los mismos de su predecesora: Benjamin Asher, el presidente de EE.UU., Trumbull el vice, Lynne Jacobs, la jefa del Servicio Secreto presidencial y Mike Banning, el agente principal del grupo. Mike y su esposa Leah están esperando un hijo por lo cual él se debate entre seguir en su empleo actual o renunciar al mismo.

Todo comienza con un acto terrorista en Filipinas cuyo responsable parece ser un tal Aamir Barkawi, un traficante de armas muy peligroso que podría encontrarse en Pakistán, pero el intento de acabar con él tendrá consecuencias nefastas para las grandes potencias de Occidente. 

La noticia del fallecimiento repentino del Primer Ministro Británico obliga al presidente Asher a viajar a Londres para el funeral junto a Mike y a Lynne, dejando a Trumbull en su lugar.

Se supone que el evento sería el más protegido del mundo, con el jefe de Scotland Yard al mando creyendo tener todo bajo control, pero cuando Asher y otros mandatarios están llegando a la Catedral donde se llevará a cabo el sepelio algo terrible sucede: varias bombas son detonadas y se producen tiroteos en diferentes puntos importantes de la ciudad, incluyendo afuera de la Iglesia donde esta Asher y su grupo. Cinco lideres de otros países son asesinados al igual que muchos ciudadanos inocentes en medio de todo el caos. Los terroristas han infiltrado la policía y todas las fuerzas de seguridad con excepción del servicio secreto estadounidense.

londonhasfallen

Mike, Lynne y el presidente Asher intentarán llegar al aeropuerto donde se encuentra el Fuerza Aérea Uno para regresar a EE.UU., pero de camino algo sucede y deberán huir para hallar un lugar seguro donde esconderse hasta que alguien pueda venir a rescatarlos si es que los terroristas no los encuentran primero.

Mientras tanto en Washington Trumbull recibe una llamada alarmante por parte del responsable del atentado amenazando con destruir otras capitales mundiales si no le entregan al presidente Asher para poder asesinarlo frente a las cámaras de Tv y que el mundo sea testigo de la caída de su líder.

Muy al estilo Jack Bauer (“24”) o John McClane (“Duro de Matar”), Mike Banning hará lo imposible para mantener a su jefe con vida y para acabar con los malos aún arriesgando su propia vida si es necesario.

Se trata de un film de género, un buen thriller, ágil, con buen ritmo y mucha acción de la vieja escuela, y con un gran despliegue de efectos visuales, dando como resultado un producto entretenido y aunque podría resultar predecible de todos modos cumple con lo que se espera del mismo.

El director es Babak Najafi, de origen iraní y esta es su tercera película. El guión fue escrito por Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt, Christian Gudegast y Chad St. John, sobre una historia de Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt, ambos guionistas del film anterior.

Está protagonizada por Gerard Butler, Aaron Eckhart y Morgan Freeman, acompañados por Angela Bassett, Radha Mitchell, Colin Salmon, Melissa Leo, Jackie Earle Haley, Charlotte Riley, Alon Aboutboul, Waleed Zuaiter y Michael Wildman.

7.5 de 10

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *