Crítica: EL LIBRO DE LA SELVA

16/4/16

Por Cecilia Tedesco

“La ley de la Selva es tan antigua y natural como el cielo, cuando un lobo la cumple prospera y cuando la quiebra muere, el lobo es la fuerza de la manada y la manada es la fuerza del lobo.”

De la mano de Disney llega una nueva adaptación cinematográfica basada en el clásico literario del mismo nombre escrito por el británico Rudyard Kipling y publicado en 1894.

El relato está contado por Bagheera, una pantera negra que unos años atrás había rescatado a un niño humano al que llamó Mowgli y que dió luego a los lobos para que lo criaran dentro de su manada. El lider de los lobos es Akela, pero fue Raksha la hembra que crió a Mowgli como a su propio hijo, dandole el amor y la calidez de un verdadero hogar por lo que el niño creció considerando a los lobos como su única familia y a Bagheera como algo parecido a un padrino, muy exigente, protector y afectuoso a la vez.

Los lobos respetan a rajatabla la Ley de la Selva y se la enseñan a sus cachorros desde pequeños, por ende Mowgli también aprendió a repetirla y respetarla.

Llega un año de sequía que afecta a todos los habitantes de la selva, “la roca de la Paz” es revelada y nace “la tregua del Agua” llevando a todas las especies animales a converger en esa laguna que ha quedado de lo que era un gran río donde pueden beber en paz y armonía. La presencia de Mowgli causa asombro en los demás animales que nunca han visto un cachorro humano pero al mismo tiempo despierta la ira de Shere Khan, un tigre agresivo y feroz que odia a los humanos; alegando que el niño pronto se convertirá en un hombre asegura que será un peligro para todos los presentes y que por ende no debería estar en la selva. Se produce un choque verbal entre el tigre y los lobos que junto a la pantera defienden a Mowgli; Shere Khan les advierte también que aunque piensen que ahora estan a salvo cuando regresen las lluvias y la roca de la paz desaparezca debido a la crecida del río la tregua del agua terminará y el podrá atacarlos.

La llegada de las lluvias lleva a los lobos a debatirse sobre el futuro de Mowgli quien decide dejar la manada para no exponerlos a un ataque por parte del tigre. Bagheera entonces se ofrece a llevarlo hasta la aldea humana donde se supone que estará a salvo de las garras de Shere Khan y de ese modo los lobos tampoco correrán peligro. Pero poco después veremos que no es así porque el tigre no se detendrá hasta atrapar a Mowgli para matarlo.

A partir de este momento Mowgli se embarca en una gran aventura que lo llevará a encontrarse con extraños personajes tales como una manada de elefantes, la única especie a la que todos los animales veneran, admiran y respetan como si fueran dioses ya que se les adjudica la creación de la selva y de todo lo que hay en ella. Mowgli también se cruza con Kaa, una enorme y astuta serpiente, con Baloo, un oso perezoso un tanto mentiroso que vive en una cueva, y con Rey Louie, un gorila gigante (gigantopitecus) quien debido a su sed de poder desea acceder al conocimiento de la “Flor roja”, nombre que los animales de la selva le dan al fuego, la creación humana más poderosa y peligrosa que han visto.

Mowgli hasta el momento había intentado convertirse en un gran lobo como el resto de su manada, pero para derrotar a Shere Khan y salvar su hogar deberá hacer todo lo contrario, aprender a ser humano y a luchar como tal, usando su ingenio y su intelecto para hacerse de ciertos trucos que lo diferencian del resto de los animales.

Se trata de una historia protagonizada en su mayoría por animales. Todos inclusive Mowgli, hablan y se entienden entre sí, pero el espectador los escuchará en ingles en la versión original subtitulada o en castellano en la versión doblada. En su versión original cuenta con las voces de: Ben Kingsley (Bagheera), Idris Elba (Shere Khan), Bill Murray (Baloo), Lupita Nyong’o (Raksha), Christopher Walken (Rey Louie), Scarlett Johansson (Kaa), Giancarlo Esposito (Akela), y con la actuación del niño estadounidense Neel Sethi como Mowgli. La película está escrita por Justin Marks y basada en el libro de Rudyark Kipling. El director del film es Jon Favreau (Zathura una aventura espacial, Cowboys & Aliens, Iron Man: el hombre de hierro, Iron Man 2 y Iron Man 3, Chef: la receta de la felicidad).

Disney por su parte ya había realizado otras dos adaptaciones cinematográficas de “El libro de la selva”, primero una versión animada del mismo nombre en 1967 y luego en 1994 una película con acción en vivo titulada “El libro de la selva: la aventura continua”.

Un relato muy bien narrado desde el guión y su aspecto visual ya que no pierde credibilidad aunque casi todo el film haya sido realizado por computadora. Acompañan esta historia algunas canciones interpretadas por los protagonistas aunque no se trata de un musical, sino más bien de un film de aventuras con algunas partes dramáticas, varios toques de humor y un poco de acción, entretenido y muy disfrutable para grandes y chicos, aunque no lo recomiendo para menores de 7 años debido a que posee algunas escenas un tanto violentas que podrían asustarlos.

Se presenta en varios formatos según la sala: 2D, 3D, 3D con butacas D-Box (Butacas con efecto de movimiento que se activan según lo que sucede en la película) en Hoyt Abasto y Cinemark Malvinas, XD en algunos Cinemark y Hoyts, 3D Monster Screen (pantalla de piso a techo y todo el ancho de sala con sonido Dolby Atmos) en Village Neuquen y Pilar, 3D Xtremo en Multiplex Pilar, y Imax 3D en Norcenter (pantalla gigante de casi 7 pisos de altura).

10 de 10

Jon-Favreaus-The-Jungle-Book-Concept-Art-

Por Ezequiel Tozzi

La nueva película infantil del director Jon Favreau (Iron Man), es un verdadero espectáculo visual con buenas escenas de acción y una bella fotografía. El realismo animal es increíble y sorprende lo bien que se ajustan las voces humanas sobre criaturas que no son antropomórficas.

El filme es más bien una adaptación de la versión animada de Disney de 1967 que de la obra de Rudyard Kipling, contando nuevamente la historia de Mowgli (Neel Sethi), un niño abandonado que fue criado por los lobos, pero que se ve forzado por fuerzas mayores a abandonar su confortable selva para reconciliarse con el mundo de los humanos. Sin duda, el cuento traza una parábola con la maduración, en el que el niño se encuentra con varios personajes que lo tientan con la buena vida, que implica ser un “niño eterno”, pero que debe ignorar para convertirse en un hombre.

Si bien este componente “madurativo” se mantuvo en la versión animada, aquí parece quedar relegado frente al puro entretenimiento y el mensaje se termina por perder al final de la película, dejando una sensación confusa.

El reparto de voces es fenomenal, destacando a  Bill Murray como el divertido oso Baloo, a Ben Kingsley que se fusiona a la perfección con el sabio espíritu de la pantera Bagheera y finalmente a Christopher Walken como el Rey Louie, quien canta en la piel de un mono de tres metros la clásica canción “I Wanna Be Like You” (¡Imperdible!)

El debut de Neel Sethi como Mowgli es realmente destacable y las escenas de pelea y persecución son emocionantes y muy realistas. En definitiva, un gran espectáculo para grandes y chicos que solo pierde el camino al renunciar a la moraleja en su última escena.

8 de 10

Acerca del autor /


Deje su comentario

Su mail no será publicado, los campos obligatorios se marcan con *